Clases de cocina personalizada

FETUCCINI CON SALSA DE CHAMPIÑONES, BRÓCOLIS, CEBOLLA COLORADA Y ALMENDRAS TOSTADAS

Para cada Clase Privada de Cocina procuro incorporar alguna receta diferente, o algún toque diferente a recetas anteriores; es más trabajo, un cierto riesgo, pero a la vez una oportunidad para seguir aprendiendo e innovando. Y como en esta Clase de Pastas tenía previsto como principal unos ravioles de queso azul, ricota y nueces, con una salsa a base de manteca, decidí proponer para los fetuccini una salsa de champiñones y brócolis, sin el acompañamiento habitual de crema, sólo con el jugo propio de los hongos, aceite de oliva y vino blanco. La salsa resultó muy liviana y apetitosa, altamente recomendable si estamos cuidando la ingesta de grasas. La receta, para 4 personas, abundante:

PASTA

– 400 g de harina 0000
–     4 huevos
–        Semolina para espolvorear

SALSA
– 300 g de champiñones frescos, lavados y fileteados
–     2 dientes de ajo picados
–     1 cebolla colorada picada
–     2 cucharadas de aceite de oliva
–    2 cucharadas de perejil picado
–    ½ taza de vino blanco
–    2 cucharadas de parmesano rallado

–    2 cucharadas de almendras tostadas y procesadas (opcional, le queda muy bien)

En un bol mezclamos la harina con la sal, hacemos un hueco en su centro y volcamos dentro los huevos. Con un tenedor los vamos mezclando mientras incorporamos la harina. Con un cornete y luego con las manos formamos un bollo, lo volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa sedosa y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar al menos 30’.

Tomamos la mitad de la masa, la aplastamos con las manos o un palote y pasamos por el punto 1 de la máquina; doblamos en 3, volvemos a pasar por la parte abierta y repetimos 3 veces más. Pasamos luego una vez por cada punto hasta el seleccionado (6 ó 7 para fetuccini). Repetimos con el resto de la masa.

Dividimos en tiras de 25 a 30 cts. de largo, las espolvoreamos con semolina (o harina) y pasamos por la fideera por el punto elegido en el estirado. Dejamos orear sobre superficie enharinada (es conveniente preparar la pasta con algunas horas de anticipación).

En una cacerola calentamos abundante agua y salamos cuando rompió el hervor.
Cocinamos las flores de brócoli 5 minutos en el agua hirviendo (o en recipiente tapado en microondas) y luego volcamos en un bol con agua fría para interrumpir la cocción y mantener el color.

En una sartén grande con el aceite de oliva salteamos a fuego medio la cebolla, el ajo y la mitad del perejil con el aceite de oliva. Luego de unos 3 minutos incorporamos los hongos y cocinamos hasta que se hayan tiernizado, unos 5 minutos. Añadimos el vino y luego de 3 minutos la mitad del parmesano; salpimentamos y continuamos la cocción por otros 3 minutos, mezclando; revisamos sabor.

Cocinamos la pasta al dente, no más de 2 minutos, escurrimos y volcamos dentro de la sartén con la salsa junto con los brócolis y el resto de perejil y parmesano, revolviendo.

Servimos en platos hondos precalentados, espolvoreando con las almendras tostadas (o parmesano), pimienta negra o peperoncino y un chorro de aceite de oliva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí