jueves, 29 de agosto de 2013

TARTA DE POLLO, CHAMPIÑONES Y ESPINACA (CHICKEN PIE)

Gaby R. M., una fiel clienta que periodicamente nos encarga comidas (y que se ocupa de alegrarnos comentándonos cuánto les gustó a la familia...) nos pidió esta vez entre otras cosas dos "Chicken Pie" que preparamos siguiendo la receta del excelente libro de cocina inglesa:  "The Great British Book of Baking", pero con algunos sutiles retoques en relación con la publicada hace ya un tiempo (http://blogsdelagente.com/amasandoconarte/2013/02/17/tarta-de-pollo-y-champinones-chicken-pie-very-british/). Según los comensales resultó excelente razón por lo cual nos place (re) publicarla. Para una tartera de unos 25 cms de diámetro y 6 comensales:

MASA
- 250 g de harina leudante
- 150 g de manteca muy fría y cubeteada
- 1/4 cucharadita de sal
- 6 a 7 cucharadas de agua helada

RELLENO
- 500 g de supremas de pollo cubeteadas
- 200 g de champiñones cubeteados
- 1 cebolla mediana picada
- 1 diente de ajo picado
- 2 cucharadas de manteca
- 2 cucharadas de harina
- 250 cc de caldo de ave
- 100 g de queso crema
- 200 g de hojas de espinacas picadas
- 2 cucharadas de perejil picado
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- nuez moscada
- sal y pimienta negra recién molida
- 1 huevo batido

Procesamos unos segundos la harina con la sal, incorporamos la manteca cubeteado, volvemos a procesar otros 10´´ hasta obtener un arenado grueso; incorporamos de a poco el agua fría y procesamos hasta obtener una masa homogénea aunque no muy húmeda. Envolvemos sin apretar con papel film, estiramos un poco y llevamos a frío.

En una sartén grande calentamos el aceite de oliva e incorporamos los cubitos de pollo; salteamos a fuego medio mezclando hasta blanquearlos; añadimos los champiñones y, siempre mezclando, continuamos la cocción hasta que el líquido se haya evaporado y el pollo comenzado a dorarse. Retiramos con una espumadera y allí mismo salteamos hasta la cebolla y el ajo picado adicionando algo de aceite si hiciera falta. Mezclamos en un bol con pollo y hongos.

En una sartén pequeña hacemos un roux con la manteca y la harina; incorporamos el caldo caliente y el queso crema y el caldo y cocinamos a fuego suave y mezclando constantemente hasta obtener una crema densa y homogénea; agregamos las espinacas y el perejil, condimentamos con sal, pimienta y abundante nuez moscada, mezclamos y dejamos enfriar.

Retiramos la masa de la heladera, tomamos 2/3 y con la ayuda de un palote estiramos dándole forma redondeada de un diámetro algo mayor que la tartera más sus lados.

Enrollamos la masa en el palote, la colocamos sobre la tartera y presionamos suavemente cubriéndola completamente.

Pincelamos con huevo batido y volcamos dentro el relleno.

Estiramos la masa remanente en forma circular y cubrimos sellando a nuestro gusto. Con los restos hacemos alguna decoración y asimismo con un cortante dejamos 1 ó 2 "chimeneas para que salga el vapor y no reviente la masa. Pincelamos con el huevo batido.

Llevamos a frío por unos 30´ mientras el horno va tomando temperatura.

Horneamos a 180* por unos 45´ hasta que la masa se vea bien dorada. Servimos caliente.

Una tarta tradicional y exquisita, muy recomendable para reponer energías con mucho gusto!

2 comentarios:

  1. Qué buena receta, Saúl! que versión especial y diferente, lo prepararé a la brevedad!
    Cariños y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después contanos Gloria cómo te salió! Saludos

      Eliminar

GRACIAS POR TU COMENTARIO!