domingo, 9 de enero de 2011

RAVIOLES DE ZUCCHINI CON SALSA DE CEBOLLA CARAMELIZADA Y TOMATES ASADOS

Como en esta época tenemos en Buenos Aires zucchinis abundantes, tiernos y sabrosos, decidí explorar algún plato empleándolos; la idea de este en particular (bastante modificada) fue tomada de http://www.ifood.tv/ y dio como resultado un plato de-li-cio-so , un tanto laborioso, eso sí, pero bien vale la pena si podemos disponer del tiempo y deseáramos por ejemplo halagar a alguien que bien vale la pena.... Para 4 personas:

MASA
- 300 g de harina 0000
-     3 huevos
-     1 cucharadas de aceite de oliva
-  1/2 cucharadita de sal
-     1 pizca de pimienta

RELLENO
- 500 g de zucchinis pelados y cubeteados
-     1 cebolla mediana picada
-     1 diente de ajo picado
-  1/2 tacita de vino blanco
-     1 huevo
-     2 ó 3 cucharadas de pan rallado
-        sal y pimienta a gusto
-        aceite de oliva c/n

SALSA
- 500 g de tomates maduros
- 500 g de cebolla picada no muy fino
-     1 diente de ajo picado
-     2 ó 3 cucharadas de pan rallado
-         aceite de oliva c/n
-         vino blanco c/n
-     1 cucharada de orégano seco
-  1/2 vaso de jugo de naranja
-        sal y pimienta negra a gusto

Realizamos la masa del modo habitual (ver Masa para Pasta al Huevo, Técnicas Básicas) , preparamos 4 tiras de dimensiones similares y dejamos reposar sobre superficie enharinada y cubiertas con un repasador.

Encendemos el horno. Salteamos la cebolla picada en una sartén grande, con un poco de aceite de oliva y a fuego muy bajo por unos 10' cuidando no se queme, adicionamos el ajo, continuamos la cocción por 2', desglasamos con el vino blanco, incorporamos los zucchini cubeteados, sal, pimienta y orégano, tapamos y cocinamos por unos 10' hasta que los zucchini se hayan tiernizado. Dejamos entibiar, procesamos y mezclamos con el huevo batido y el pan rallado. Rectificamos condimentos y llevamos a heladera.

Cortamos los tomates en 2 ó 4 partes según tamaño, embadurnamos con aceite de oliva, condimentamos con el ajo picado, sal, pimienta y orégano y orneamos por 30' en horno moderado.

Salteamos la cebolla en una sartén con un poco de aceite a fuego muy bajo por aprox 1 hora, mezclando y adicionando cada tanto un chorrito de vino blanco. En un cierto momento la cebolla cambiará de color y adquirirá un delicioso sabor dulzón. Está lista.

Procesamos los tomates asados con la cebolla caramelizada, los salteamos por 10' a fuego suave,  agregamos jugo de naranja y continuamos la cocción hasta que adquiera la consistencia de una salsa. Rectificamos condimentos.

Preparamos los ravioles del modo habitual (ver Masa para Pasta al Huevo, Técnicas Básicas) y los hervimos en abundante agua con sal; cuando estén al dente (3'ó 4') escurrimos, mezclamos con la salsa bien caliente (en la sartén o la cacerola misma) y emplatamos esparciendo por encima parmesano recién rallado, un chorro de aceite de oliva y pimienta negra molida.

Un plato memorable!









-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!