Clases de cocina personalizada

RAVIOLES DE CUATRO QUESOS CON SALSA LIVIANA DE TOMATES FRESCOS

En una Clase para Parejas de anoche preparamos, a pedido de los participantes (les encantan los quesos), estos riquísimos ravioles de 4 cuatro quesos con salsa veraniega de tomates frescos. La receta, para 4 porciones abundantes:

PASTA
– 200 g de harina (0000)
–     2 huevos mediano-grandes
–        Semolina para espolvorear

RELLENO
– 100 g de queso crema
–   50 g de parmesano rallado
–   50 g de sardo fresco rallado
–   50 g de pategras rallado
–     1 huevo
–        Sal (poca) y pimienta negra

SALSA
– 1 kg de tomates perita maduras
– 1 cebolla picada
– 2 dientes grandes de ajo picados
– 1 cucharada de extracto de tomates
– 1 cucharada de orégano seco
– 2 cucharadas de perejil picado
– 2 cucharadas de aceite de oliva
–    Sal, pimienta negra y peperoncino o ají molido

Mezclamos los quesos con el huevo, condimentamos, revisamos sabor, cubrimos y llevamos a la heladera.

En un bol mezclamos la harina con los huevos hasta integrar. Volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos por unos minutos; deberá quedar una masa sedosa y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar al menos 30 minutos.

Ponemos agua a hervir en una cacerola mediana.

Hacemos un corte superficial en cruz en la punta de los tomates y los sumergimos en el agua hirviendo por 30 segundos. Retiramos, colocamos de inmediato en un bol con agua fría y luego pelamos, cortamos al medio, quitamos semillas y parte blanca y cubeteamos.

Para la salsa, en una sartén grande con el aceite de oliva salteamos a fuego suave la cebolla y luego de 2 minutos añadimos los ajos. Una vez transparentada la cebolla agregamos los tomates cubeteados, el extracto, el orégano, la mitad del perejil y condimentamos. Cocinamos por unos 15 a 20 minutos, revolviendo cada tanto y agregando si fuera necesario un poco de agua. Revisamos sabor.

Estiramos la masa hasta el punto 6 ó 7, según la máquina, y dividimos en tiras de tamaño algo mayor que el molde raviolero. Colocamos una tira, previamente enharinada en su base, sobre el molde y con una cucharita vamos poniendo el relleno. Cubrimos con la otra tira, presionamos suavemente para quitar el aire y hacemos rodar un palo por encima de modo de marcar y sellar. Volcamos sobre la superficie de trabajo y completamos el corte con un corta pastas si fuera necesario; reservamos sobre superficie enharinada y cubiertos. Repetimos con las otras tiras, recuperando los sobrantes de masa.

Ponemos a calentar abundante agua y cuando rompe a hervir salamos. Echamos dentro la pasta, retiramos al dente, unos 2 minutos, escurrimos, volcamos en la sartén con la salsa caliente, agregamos el resto del perejil, revolvemos y añadimos un poco del líquido de la cocción si fuera necesario.

Servimos en platos precalentados, espolvoreando con parmesano rallado.

Que lo disfruten!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí