Clases de cocina personalizada

PIZZA PORTEÑA MEDIA MASA DE MUZZARELLA, SARDO Y OLIVAS NEGRAS

Una pizza al molde preparada en un Taller de Pizzas a la Piedra, al Molde y Focaccia: aromática, crocante, esponjosa, muy buena dentro de su estilo. Para 2 pizzas grandes:

MASA
– 500 g de harina 000
– 325 ml de agua
–   15 g de levadura fresca
–   12 g de sal fina
–     1 pizca de pimienta blanca

COBERTURA , por pizza
–     2 dientes grandes de ajo asados
– 150 g de  muzzarella rallada o en trozos pequeños

–   50 g de sardo rallado
–   12 aceitunas negras descarozadas
–        peperoncino o ají molido
–        sal y pimienta negra recién molida
–        aceite de oliva c/n
–        salsa de tomates (ver abajo)
Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en su centro volcamos el agua y disolvemos la
levadura; incorporamos con cuidado la harina, mezclamos y amasamos por unos 10´ hasta obtener
una masa suave y elástica.
Bollamos, colocamos en un bol pincelado con aceite, cubrimos y esperamos de 60´ a 90´ hasta que duplique su volumen.
Salteamos el ajo en una sartén con una cucharada de aceite de oliva (comenzamos en frio) y cuando comienza a colorear le adicionamos unas gotas de humo líquido. Reservamos.
Para la salsa de tomates sugiero, al estilo napolitano, simplemente una lata de tomates perita de la mejor calidad, ligeramente procesado con un poco de sal; después adicionarán los condimentos que prefieran para cada pizza.
Pasado el tiempo de levado volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, dividimos en 2, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por 15´a 30´.

Encendemos el horno con bastante anticipación.

Untamos las pizzeras con aceite de oliva, volcamos dentro los bollos y con las manos vamos estirándolos hasta cubrir toda la superficie y dejando los bordes algo más gruesos; pincelamos con la salsa de tomates, cubrimos  y dejamos levar otros 30´.

Llevamos a horno bien caliente y temperatura máxima por 10´, retiramos cubrimos con el ajo picado y los quesos, decoramos con las aceitunas negras y horneamos por otros 5’a 10′, dependiendo del horno, hasta que los quesos se hayan gratinado.
Retiramos, espolvoreamos con peperoncino, rociamos con abundante aceite de oliva y servimos de inmediato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí