Clases de cocina personalizada

RAVIOLES DE CALABAZA Y BRIE CON MANTECA DE SALVIA Y ALMENDRAS TOSTADAS

En una Clase de Pastas con tres jóvenes arquitectos preparamos este refinado y exquisito plato, sin duda una excelente opción para sorprender a alguien muy pero muy querido…Para 4 personas:

MASA
– 200 g de harina 0000 (refinada)
–     2 huevos
–     1 cucharada de aceite de oliva
–  1/2 cucharadita de sal
–     1 pizca de pimienta blanca
RELLENO
– 600 g de calabaza
– 200 g de queso brie en trozos pequeños
–     1 huevo
–     1 ó 2 cucharadas de pan rallado
–        sal y pimienta negra
SALSA
–  50 g de manteca
–    1 puñadito de hojas de saliva fresca
–       sal y pimienta negra a gusto
–    1 cucharón del agua de la cocción de la pasta
–    2 cucharadas almendras tostadas y picadas
–       cebolla de verdeo picada, parte verde tierna
Preparamos la pasta del modo habitual.
Cortamos la calabaza por la mitad longitudinalmente y horneamos boca abajo hasta que se tiernice unos 40′. Procesamos junto con el huevo, agregamos los trocitos de brie y el pan rallado que hiciera falta y salpimentamos.
Estiramos la masa hasta el penúltimo de la máquina (o delgada con un palo de amasar) y la dividimos en 2 ó en 4 tiras de tamaño similar. Sobre una de las tiras vamos colocando cucharaditas del relleno dejando aprox 1,5 cm entre cada una, pincelamos los bordes con agua, cubrimos con la otra tira, presionamos suavemente para quitar el aire, dar forma y sellar y con el cortapastas cortamos las piezas. Podemos también emplear un molde.  Reservamos sobre superficie enharinada y cubiertos con un repasador y Repetimos con las otras tiras.

Ponemos a hervir abundante agua con sal.
Antes de volcar la pasta dentro del agua hirviendo en una sartén grande derretimos la manteca a fuego suave junto con las hojas de saliva cortadas en rodajas delgadas y un poco de sal.
Retiramos la pasta al dente, no más de 2´de cocción, escurrimos y volcamos en la sartén junto con un cucharón del agua de la cocción; mezclamos y servimos en platos precalentados floreando con pimienta negra recién molida y las almendras.
Un plato que dejará un exquisito y persistente recuerdo en nuestros paladares…

2 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí