Clases de cocina personalizada

SOJA TEXTURIZADA: PROPIEDADES Y CÓMO EMPLEARLA

La soja texturizada es un extraordinario concentrado proteico que se obtiene eliminando la piel y extrayendo el aceite de la soja, la cual luego se deshidrata y texturiza en distintos grosores. Una vez vuelta a hidratar tiene una textura y consistencia muy similar a la de la carne molida a la cual puede reemplazar en numerosas comidas tales como pasteles, budines, empanadas, hamburguesas, albóndigas, tucos, etc.
Posee 50% de proteínas (más del doble que la carne y 4 veces más que el huevo); 1% de grasas no saturadas; 35% de hidratos de carbono; fibras vegetales; minerales tales como potasio, fósforo, hierro magnesio; vitaminas A, B, C, D, E y G. Es muy recomendable para los deportistas y favorece asimismo a la reducción de los niveles de colesterol malo en sangre.
A modo de ejemplo de como emplearla transcribo algunas sugerencias al respecto de Miriam Becker (“Cocinar con Soja, La Nación“) :
• Poner 250 gramos de la soja texturizada elegida y bañarla con 600-700 cm3 de agua hirviendo. Recordar que a menor gramaje, más rápida es su hidratación. Mezclar y dejar reposar alrededor de 20 minutos. Utilizar o pasar por la procesadora para reducir su tamaño a una pasta o a un picadillo marrón listo para el destino elegido.

• Los cuadraditos grandes, pasarlos levemente por harina, quitar el excedente y saltearlos como carne. Incorporar lo que se prefiera –tomate, cebolla rehogada, condimentos, caldo, garbanzos remojados, etc.– y dejar cocinar hasta concentrar.

• Para hacer hamburguesas, mezclar la soja procesada con 1 huevo, condimentos a gusto y 3 cucharadas de avena arrollada o harina leudante o harina de maíz de cocimiento rápido y mezclar bien para obtener una masa compacta. Darle forma de hamburguesa y cocinar en plancha o en horno.

• Para hacer “albondiguitas gourmet” proceder como en el caso anterior, tomar pequeñas porciones, acomodar una aceituna verde o negra rellena con anchoas –o almendras o palmitos–, armar las pequeñas esferas, pasar por pan rallado o fécula de maíz y freir y freír en abundante aceite u hornearlas sobre una placa levemente aceitada. Acompañar con salsas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí