Clases de cocina personalizada

PAN CON HARINA DE QUINUA Y COPOS DE AMARANTO

Aunque la harina de quinua está un poco cara en Buenos Aires no pude resistir la tentación de probar incorporarla a un pan, tanto por sus extrardinarias cualidades nutricionales como por el toque distintivo de sabor que pensé aportaría. Con el plus de los copos de amaranto resultó un rico, nutritivo pan y recomendable.

Para 3 panes (o dos más grandes):
– 250 g harina de quinua

– 500 g harina de trigo
– 450 cc de agua
–   25 g de levadura
–     1 cucharada de miel
–   60 cc de manteca o margarina
–   20 g de sal
–     3 cucharadas de copos de amaranto.
–     1 huevo batido para pintar

En un bol mezclamos en el agua la levadura, la miel y la mitad de la harina; una vez espumó, luego de unos 30′, incorporamos el resto de los ingredientes (salvo los copos de amaranto);  integramos, amasamos por unos 10′ sobre superficie de trabajo enharinada, bollamos y dejamos levar en bol cubierto hasta que duplique el volúmen, unos 60′.

Encendemos el horno. Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo enharinando si hiciera falta, desgasificamos, dividimos en 3 partes y luego de unos minutos de reposo damos la forma deseada, colocamos sobre una asadera engrasada o enharinada, pintamos con el huevo batido, decoramos con los copos de amaranto presionándolos un poco para que se fijen, cubrimos y dejamos levar por unos  45′.

Volvemos a pintar, efectuamos los cortes deseados y llevamos a horno caliente y 3/4 temperatura por unos 20′ hasta que hayan tomado buen color y sus bases suenen huecas.

Es un rico pan, tanto para comerlo con dulce de leche como con cantimpalo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí