Clases de cocina personalizada

PASTEL DE CALABAZA, PEREJIL Y JENGIBRE

Este es un plato (como unos cuantos más ultimamente) simple, muy liviano, fácil de hacer y sabroso. No le incorporé ninguna materia grasa salvo una pincelada de aceite de oliva y, luego de haberlo probado, se me ocurre que un puñado de almendras tostadas y troceadas le hubieran quedado muy bien; igualmente, así tal cual resulta muy intersante tanto para acompañar una carne como para ser acompañado con una ensalada.  Para 2 personas:

– 600 g de calabaza pelada

–     3 huevos
–   40 g de jengibre fresco
–      1 cucharada colmada de perejil picado +   algunas hojas para decorar
–      1 puñado de almendras tostadas (opcional)
–         sal y pimienta
–        aceite de oliva extra virgen para pincelar

Encedemos el horno.

Rallamamos la calabaza. Con una cuchara pelamos el jengibre, cortamos algunas hojas muy delgadas para decorar y rallamos el resto.

Batimos los huevos y mezclamos con la calabaza, el jengibre y el perejil picado (y las almendras eventualmente). Salpimentamos.

Colocamos la mezcla en un molde de unos 25 x 20 cms, alisamos la superficie con una espátula,decoramos con algunas hojas de perejil y los trozos de jengibre y pincelamos con el aceite de oliva.

Llevamos a horno moderado por 30–35′. Desmoldamos y servimos.

Re fácil, re liviano, re rico el pastel este…

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí