Clases de cocina personalizada

FETUCCINI CON PESTO DE ESPÁRRAGOS, BIEN PRIMAVERALES

Un plato de pastas que preparamos en una Clase Privada de Cocina + Cena de hace unos años, bien primaveral. La receta, para 4 porciones abundantes:


PASTA
– 400 g de harina 0000
–     4 huevos
–        Semolina para espolvorear, preferentemente

PESTO
–   1 paquete de espárragos

– 1 puñado de hojas de albahaca fresca
–   1 cucharada de hojas de salvia fresca
–   2 dientes de ajo pelados, sin la radícula y partidos
–   ½ taza de aceite de oliva
–   2 ó 3 cucharadas de nueces
–  ½ taza de parmesano rallado
–   1 cucharadita de sal

En un bol mezclamos la harina con la sal, hacemos un hueco en su centro y volcamos dentro los huevos. Con un tenedor los mezclamos mientras le vamos incorporando la harina y con un cornete y luego con las manos formamos un bollo; lo volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa sedosa y firme. Envolvemos y dejamos reposar al menos 30’.

Descartamos la parte más dura de los espárragos y los cocinamos en bol tapado en microondas con 1 tacita de agua por 5 minutos. Retiramos, escurrimos, pasamos por agua fría y troceamos, separando las cabezas.

Procesamos conjuntamente la albahaca, el ajo, los trozos de espárragos, la salvia, el aceite de oliva, la sal y la mitad de las nueces hasta lograr una pasta cremosa. Agregamos el resto de las nueces, procesamos por unos instantes y finalmente agregamos el queso rallado, revolviendo. Revisamos sabor.

En una cacerola ponemos a calentar abundante agua y salamos cuando rompe el hervor.

Tomamos la mitad de la masa (cubrimos el resto), la aplastamos con las manos o un palote y pasamos por el punto más ancho de la máquina de pastas; doblamos en 3, volvemos a pasar por la parte abierta y repetimos 3 veces más. Pasamos luego una vez por cada punto 6.

Dividimos en tiras de unos 30 cts. de largo, las espolvoreamos con semolina y pasamos por la fideera por el punto elegido en el estirado. Dejamos orear sobre superficie enharinada.

Echamos la pasta dentro del agua hirviendo y la retiramos al dente, no más de 2 minutos.

Escurrimos y mezclamos con el pesto y 2 ó 3 cucharadas del líquido de la cocción.

Servimos de inmediato en platos hondos precalentados, adicionando un chorro de aceite de oliva, espolvoreando con queso rallado y decorando con las cabezas de espárragos (omitidas en la foto).

Un exquisito plato de pastas primaveral, no se lo pierdan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí