Clases de cocina personalizada

CALZONE DE ESPINACAS, MUZZARELLA Y PARMESANO

Una receta preparada de modo muy sencillo,  en una cocina común de una casa común, en donde estoy pasando la cuarentena, razón por la cual podrán prepararla cualquiera de ustedes en vuestras casas durante estos días tan complicados:

MASA (para dos calzone o un calzone y una pizza grandes)
–   1/2 kilo de harina común
–     1 y 1/2 taza de agua
–    1/2 sobre de levadura seca (5g)
–     3 cucharadas de aceite de oliva
–     1 cucharadita de sal

RELLENO
–    1/2 kg de espinacas congeladas (ó 3 paquetes de espinacas, lavadas y sin los tallos)
–      1 cebolla grande picada
–      1 diente grande de ajo
–    100 a 150 g de muzzarella troceada
–      2 huevos
–      3 cucharadas de parmesano rallado + adicional para espolvorear
–         Sal, pimienta negra y ají molido

En un bol mezclamos los ingredientes secos de la masa, hacemos un hueco en el centro, echamos dentro el agua y con un cornete o cuchara integramos.

Agregamos el aceite, formamos un
bollo y amasamos por unos minutos; deberá resultar una masa bastante húmeda, casi pegajosa..

Cubrimos con un repasador y dejamos levar hasta que triplique su volumen, de 60 a 90 minutos.

Cocinamos las espinacas según las indicaciones del envase, colocamos sobre un colador y dejamos escurrir. Si empleamos espinacas frescas, las cocinamos 3 a 4 minutos en un bol tapado en microondas).

Mientras, en una sartén con el aceite de oliva salteamos el ajo y la cebolla a fuego suave hasta que apenas comiencen a colorear. Incorporamos las espinacas, subimos el fuego, condimentamos y cocinamos por 1 minutos más. Dejamos entibiar y en un bol mezclamos con los huevos y los quesos.

Desgasificamos, la dividimos en dos en dos, bollamos, cubrimos y dejamos reposar  de 1/2 a 1 hora.

Volcamos la masa sobre una superficie enharinada y, presionando con los dedos, la vamos estirando hasta lograr un diámetro de unos 30 cms. Colocamos sobre una pizzera espolvoreada con harina o aceitada y completamos el estirado.

Volcamos el relleno sobre una mitad, cubrimos con la otra,  repulgamos, pincelamos con aceite y espolvoreamos con parmesano.

Horneamos en horno precalentado a 200* hasta que se vea dorada. Retiramos y esperamos unos minutos antes de cortar y servir.

Espero les haga muy buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí