jueves, 20 de junio de 2019

FOCACCIA SIN AMASAR DE ROMERO Y AJO

Una riquísima focaccia que preparamos, entre otras cosas en la última Clase de Cocina para Pareja, cuya sorpresivamente sencilla receta comparto. Para un molde redondo de unos 30 cms de diámetro:

-  250 g de harina 000 (común)
- 225cc de agua tibia (90% de hidratación)
-    ¾ cucharadita de levadura seca (3 g)
-   ½ cucharadita de sal (5 g) + 1/4
-   ¾ cucharadita de azúcar
-    2 cucharadas de aceite de oliva + adicional para la asadera
-    1 puñado de ramitas de romero fresco
-    2 dientes grandes de ajo
-       Granos de sal entrefina, opcional

Procesamos los dientes de ajo con 2 cucharadas de aceite de oliva y ¼ cucharadita de sal; agregamos las ramitas de romero y dejamos macerar.

En un bol con el agua disolvemos la levadura, el azúcar y 2 cucharadas de la harina y esperamos unos minutos a que comience a burbujear. Agregamos la sal y el resto de la harina, mezclamos hasta integrar y cubrimos, no hace falta amasar

Dejamos leudar hasta que haya duplicado su volumen, de 45 a 60 minutos, según la temperatura ambiente.

Encendemos el horno.

Aceitamos la asadera y volcamos sobre ésta la mezcla ya leudada. Presionamos por encima con las manos embebidas en el aceite de oliva y la estiramos cubriendo toda la superficie de modo parejo. Dejamos leudar por 30 minutos.

Luego del leudado, presionamos con los dedos haciendo “pocitos” en la masa y “plantamos en cada uno hojitas de romero junto con algunas gotas más del aceite macerado. Espolvoreamos discretamente con sal gruesa.

Horneamos a temperatura máxima de un horno convencional  hasta que la focaccia se vea dorada, de 20 a 30 minutos, según el horno.

Retiramos y dejamos orear sobre rejilla antes de desmoldar y servir.

Se sugiere comer tibia, sola o cortada al medio a modo de sándwich.
ni tampoco es posible.

sábado, 15 de junio de 2019

RAVIOLES DE BATATA CON MANTECA A LA SALVIA Y LIMÓN

El agasajado de esta Clase para Parejas era un estudiante de gastronomía del IAG, quien me sugirió lo "sorprendiera" con una pasta diferente, objetivo que según manifestó fue muy bien cumplido con esta sabrosa pasta rellena de batata. La receta, para porciones:


MASA
- 220 g de harina 0000
-    2 huevos grandes
-       Semolina para espolvorear

RELLENO
- ½ g kg de puré de batatas
- 75 g de parmesano rallado
-   1 huevo

SALSA
- 3 cucharadas de manteca
- 1 cucharada de hojas de salvia picadas grueso
- ¼ cucharadita de canela
- 1 cucharada de jugo de limón
-    Sal, pimienta negra y nuez moscada
-    Parmesano para espolvorear, opcional


Pinchamos las batatas con un tenedor y las horneamos a 200* hasta que estén tiernas, unos 45’ (ó 10’ en microondas + 15’ en horno). Dejamos
entibiar, pelamos y hacemos puré. Mezclamos con el queso y el huevo, condimentamos y reservamos en frío.

Echamos la harina en un bol, hacemos un hueco en su centro y vertemos dentro los huevos. Con un cornete y luego con las manos integramos hasta hacer un bollo. Lo volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa suave y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar.

Tomamos la mitad de la masa y cubrimos el resto; la aplastamos con las manos o un palote y pasamos por el primer punto de la máquina; doblamos en 3, volvemos a pasar por la parte abierta y repetimos 3 veces. Pasamos luego una vez por cada punto hasta el punto 6 ó7, según la máquina. Dividimos en tiras algo más largas y anchas que el molde elegido.

Enharinamos la base de una tira, la colocamos sobre el molde y con una cucharita vamos colocando el relleno. Cubrimos con otra tira, presionamos suavemente y luego pasamos un rodillo de modo de marcar y cortar. Volcamos sobre la superficie de trabajo y con un cortapastas completamos el cortado. Recuperamos y volvemos a estirar la masa excedente.

Ponemos a hervir abundante agua y salamos cuando rompió el hervor.

Mientras, en una sartén mediana calentamos la manteca y cuando comienza a oscurecer agregamos la salvia y luego de 1’ el jugo de limón. Salpimentamos, revisamos sabor y reservamos.

Cocinamos los ravioles en el agua hirviendo y retiramos al dente, unos 2’. Retiramos, escurrimos, volcamos dentro de la sartén, agregamos 2 ó 3 cucharadas del líquido de la cocción y revolvemos.

Servimos en platos precalentados, espolvoreando opcionalmente con parmesano rallado.

domingo, 9 de junio de 2019

RAVIOLES DE RICOTA, SARDO Y NUECES, CON PORTOBELOS Y VINO BLANCO

Alejandro M. decidió "regalar" a su familia, para su cumpleaños, una Clase de Cocina + Cena en El Arte de Amasar con menú "Pastas", las que le parezca al chef, sugirió livianamente (había que satisfacer a 2 adultos y 3 adolescentes desconocidos, nada más...). Y así es que como pasta rellena elegí estos ravioles, muy sabrosos y a la vez de sabor sencillo con una salsa de champiñones. Todo un éxito la pasta, sólo que los chicos la comieron con manteca y queso... La receta, para 4 a 6 porciones:


PASTA
- 220 g de harina 0000
- 2 huevos grandes

RELLENO
- 300 g de ricota fresca
- 75 g de sardo rallado
- 75 g de nueces procesadas grueso
-     Sal, pimienta y nuez moscada

SALSA
- 400 g de portobelos fileteados
-    1/2 taza de perejil picado
-     2 dientes grandes de ajo picados
-     2 cucharadas de manteca
-    1/2 taza de vino blanco seco
-        Parmesano rallado para espolvorar
-        Sal y pimienta

Volcamos la harina en un bol, hacemos un hueco en su centro y echamos dentro los huevos. Con un
cornete y luego con las manos integramos hasta hacer un bollo. Lo volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa suave y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar.

En un bol mezclamos los ingredientes del relleno y condimentamos. Cubrimos y reservamos en frío.

Tomamos la mitad de la masa (cubrimos el resto), la aplastamos con las manos o un palote y pasamos por el primer punto de la máquina; doblamos en 3, volvemos a pasar por la parte abierta y repetimos 3 veces más. Pasamos luego una vez por cada punto hasta el punto 6 ó7, según la máquina. Dividimos en tiras algo más largas y anchas que el molde elegido.

Enharinamos la base de una tira, la colocamos sobre el molde y con una cucharita vamos colocando el relleno. Cubrimos con otra tira, presionamos suavemente y luego pasamos un rodillo de modo de marcar y cortar. Volcamos sobre la superficie de trabajo y con un cortapastas completamos el cortado. Recuperamos y volvemos a estirar la masa excedente.

Ponemos a hervir abundante agua y salamos cuando rompió el hervor.

Mientras, en una sartén grande derretimos la manteca y salteamos los ajos; luego de 2 minutos agregamos los hongos fileteados y 2 cucharadas de perejil. Pasados 5 minutos incorporamos el vino blanco y continuamos la cocción por otros 5 minutos.

Cocinamos los ravioles en el agua hirviendo hasta que estén al dente, no más de 3 minutos.  Escurrimos y volcamos dentro de la sartén con la salsa, agregando si fuera necesario alguna cucharada del líquido de la cocción.

Revolvemos y emplatamos espolvoreando con parmesano recién rallado y un toque de pimienta y decorando con el perejil reservado .

martes, 4 de junio de 2019

CHAMPIÑONES HORNEADOS CON TOMILLO, LIMÓN Y AJO

Un sabrosísimo y super sencillo plato de hongos frescos, sobre una receta de "Yummly", para 4 porciones:

-  3/4 kg de champiñones o portobelos, laminados
-   3 cucharadas de aceite de oliva
-  1/4 taza de jugo de limón
-        ralladura de 1 limón
-     3 dientes de ajo picados
-     2 cucharadas de tomillo seco
-   1/4 taza de parmesano rallado
-        sal y pimienta negra recién molida

Precalentamos el horno a 180* y aceitamos ligeramente una asadera.


En un bol mezclamos los hongos con el resto de los ingredientes, salpimentamos y distribuimos sobre la asadera.

Horneamos por 12'a 15' hasta que se hayan dorado y tiernizado.

Retiramos y servimos de inmediato, tanto solo como entrada, como acompañando una carne o sobre un plato de fetuccini...

Super rápido, super fácil y, por sobre todo, super rico!





o