Clases de cocina personalizada

FETUCCINI CASEROS CON SALSA DE TOMATES CHERRY CARAMELIZADOS

Una de las pastas que preparamos en la última Clase Intensiva de Pastas + Cena para Parejas, con una salsa que resultó una fiesta para nuestros paladares, muy recomendable. La receta, para 4 porciones abundante:


PASTA
– 400 g de harina 0000 (refinada)
–     4 huevos
–        Semolina para espolvorear

SALSA
–    3/4 kg de tomates cherry
–     3 dientes de ajo aplastados
–     1 tacita de aceite de oliva
–     3 cucharadas de aceto balsámico
–     2 cucharaditas de azúcar negra
–        Algunas ramitas de romero fresco
–     1 cucharadita de sal gruesa
–        Pimienta y, opcionalmente, peperoncino
–        Hojas de albahaca o menta para decorar

Ponemos la harina en un bol, hacemos un hueco en su centro y volcamos dentro los huevos. Integramos con la ayuda de un cornete y luego con las manos, volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa sedosa y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar al menos 30’.

Precalentamos el horno a 180*.

Para la salsa, en un bol mezclamos el aceite, con el aceto, el azúcar y la sal; echamos dentro los tomates y luego los distribuimos en una asadera junto con los ajos y el romero y los rociamos con el resto de la mezcla. Horneamos hasta que los tomates se hayan tiernizado y caramelizado, de 50 a 60 minutos.

Una vez reposada la masa, la dividimos en 2 partes de tamaño similar. Tomamos una parte, la aplastamos y estiramos con un palote y pasamos por el primer punto de la máquina; doblamos en 3, volvemos a pasar por la parte abierta y repetimos 3 veces más. Pasamos luego una vez por cada punto hasta el punto 6 ‘o 7, según la máquina.

Dividimos en tiras de unos 30 cms de largo, las espolvoreamos con semolina (o harina) y pasamos por la fideera por el punto del ancho elegido. Dejamos orear sobre superficie enharinada.

En una cacerola calentamos abundante agua y salamos cuando rompió el hervor.

Cocinamos la pasta en el agua hirviendo “al dente”, no más de 2 minutos. Retiramos, escurrimos y  mezclamos con un poco de aceite de oliva.

Servimos en platos hornos precalentados, distribuyendo por encima la salsa, condimentando con pimienta y pereroncino (si les gusta picante) y decorando con algunas hojas de menta o albahaca.
Espero lo prueben y coincidan con nosotros acerca de que es una exquisitez…

(La salsa, de paso, puede conservarse hasta 5 días en la heladera).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí