Clases de cocina personalizada

FETUCCINI CASEROS CON DELICADA SALSA ALFREDO DE CALABAZA

Una riquísima y delicada entrada de pastas que hicimos en una Clase para Parejas + Cena, una variante más liviana de la tradicional salsa Alfredo, muy recomendable. La receta, para 4 porciones:

PASTA

– 400 g de harina 0000
–     4 huevos medianos
–        semolín para espolvorear

SALSA
–    ¾ kg de calabaza, sin semillas, pelada y cubeteada
–    4 dientes de ajo enteros sin pelar
–    2 cucharadas de aceite de oliva
–    1 cucharadita de tomillo seco
– 100 g de crema doble
–     1 taza de caldo de verduras (se empleará parte)
–   50 g de parmesano rallado + adicional para espolvorear
–     2 cucharadas de perejil picado
–        Sal y pimienta negra recién molida

En un bol volcamos la harina, hacemos un hueco en su centro y echamos dentro los huevos. Con un tenedor los vamos mezclando e incorporando la harina; con un cornete y luego con las manos formamos un bollo, lo volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa sedosa y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar al menos 30’.

Salpimentamos los trozos de calabaza y los mezclamos con el aceite de oliva y el tomillo. Horneamos junto con los ajos a 200* por 25 a 30 minutos, hasta que estén tiernos. Retiramos, dejamos entibiar y pelamos los ajos.

Tomamos parte de la masa y cubrimos el resto; la aplastamos un poco y pasamos por el primer punto de la máquina; doblamos en 3, volvemos a pasar por la parte abierta y repetimos 3 ó 4 veces. Pasamos luego una vez por cada punto hasta el seleccionado (6 ó 7 para fetuccini), espolvoreando con un poco de harina luego de cada pasada. Repetimos con el resto de masa.

Dividimos en tiras de 25 a 30 cts. de largo, las espolvoreamos con harina y pasamos por la fideera por el punto elegido. Dejamos orear sobre superficie enharinada.

Procesamos la calabaza con los ajos, agregamos la crema más el caldo necesario para lograr una salsa cremosa y procesamos por unos instantes más. Agregamos el parmesano, mezclamos y revisamos sabor.

Hervimos la pasta en abundante agua con sal y retiramos al dente y escurrimos reservando un poco del líquido de la cocción.

Mezclamos con la salsa en la misma cacerola añadiendo si fuera necesario algunas cucharadas del agua de modo que la pasta se embeba completamente con la salsa.

Servimos en platos precalentados, decorando con perejil picado y parmesano.

Que los disfruten!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí