Clases de cocina personalizada

RAVIOLES DE BRÓCOLI Y RICOTA CON CREMA DE PARMESANO, VERDEO Y ALMENDRAS TOSTADAS

Los objetivos de mis clases y talleres es que los participantes aprendan tanto como sea posible y también yo, de paso, para lo cual procuro preparar cada vez recetas diferentes, un desafío, más trabajo y mucho más gratificante y divertido, una elección…Comparto la propuesta de la última Clase para Parejas + Cena, la suerte acompañó y resultaron riquísimos. Para 4 porciones, abundante:


MASA

  – 200 g de harina 0000 (refinada)
–     2 huevos

RELLENO
– 400 g de flores de brócoli
– 200 g de ricota fresca
–    1 cucharada de parmesano rallado
–    1 huevo ligeramente batido
–       sal, pimienta negra y nuez moscada

SALSA
–   75 g de manteca
– 200 ml de crema (1 pote chico)
–   50 g de almendras
–     2 cebollas de verdeo en rodajas delgadas
–        sal, pimienta negra recién molida y peperoncino

En un bol mezclamos la harina con la sal, hacemos un hueco en su centro y volcamos dentro los huevos. Con un tenedor los vamos mezclando mientras le incorporamos la harina. Con un cornete y luego con las manos formamos un bollo, lo volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa sedosa y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar al menos 30’.

Ponemos a calentar abundante agua y salamos cuando rompió el hervor.

En una sartén sin aceite y a fuego medio tostamos las almendras de ambos lados. Retiramos y una vez frías picamos o procesamos groseramente.

Hervimos por 2 minutos las flores de brócoli, las retiramos, sumergimos de inmediato en agua fría, escurrimos bien y procesamos. Mezclamos con la ricota, el parmesano y el huevo, condimentamos y llevamos a frío.

Estiramos la masa hasta el punto 7 de la máquina y la dividimos en tiras algo más largas que el molde raviolero. Colocamos una tira enharinada en su base el molde y con una cucharita vamos poniendo el relleno; cubrimos con la otra tira, presionamos suavemente para quitar el aire y hacemos rodar un palo por encima de modo de marcar y sellar. Volcamos sobre la superficie de trabajo y completamos el corte con un corta pastas si hiciera falta. Reservamos sobre superficie enharinada.

En una sartén grande y a fuego bajo derretimos la manteca y salteamos el verdeo; añadimos luego la crema y el parmesano y cocinamos, revolviendo, hasta que se convierta en una salsa homogénea; agregamos la mitad de las almendras tostadas, mezclamos y mantenemos a fuego mínimo.

Volcamos la pasta en el agua hirviendo, retiramos al dente, escurrimos y echamos dentro de la sartén con la salsa, a fuego bajo. Mezclamos y si encontramos necesario añadimos un poco del agua de la cocción.

Servimos en platos precalentados espolvoreando con el resto de las almendras, pimienta negra y peperoncino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí