Clases de cocina personalizada

RISOTTO DE MEJILLONES Y ECHALOTES, SIMPLEMENTE…

Un exquisito risotto con bien pocos ingredientes, resulta cremoso  y de sabor delicado y persistente en boca, como para disfrutarlo despacio, charlando, con una buena compañía y un buen vino…La receta, para 2 a 4 personas según sea o no plato único :

– 300 g de arroz arbóreo o carnaroli
– 300 g de mejillones (empleé congelados)
–  3/4 l aprox de caldo de frutos de mar
–   75 ml de vino blanco seco
–     3 echalotes medianos picados
–   50 g de manteca
–     1 cucharada de aceite de oliva
–    2 cucharadas de parmesano rallado + adic a gusto de los comensales
–       sal, mix de pimientas y, si tienen, un toque de pimiento de ezpeleta
–       perejil o verdeo picados para decorar
Descongelamos los mejillones y reservamos el líquido (por supuesto podemos emplear mejillones frescos si tenemos).
En una sartén mediana calentamos 25g de manteca y la cucharada de aceite y salteamos los echalotes a fuego suave por 8´a 10´ revolviendo cada tanto. Incorporamos el arroz, mezclamos, y cuando sus bordes comienzan a transparentar añadimos primero los mejillones y luego el vino blanco. Una vez completamente evaporado el vino vamos añadiendo el caldo caliente de a cucharones, siempre mezclando y en la medida en que se haya absorbido completamente el anterior.

Con el arroz casi al dente, habitualmente 15´a 20´, según las indicaciones del envase, añadimos la manteca y el parmesano, mezclamos, cubrimos y esperamos unos minutos antes de servir. El arroz debe quedar firme y cremoso.

Servimos decorando con perejil o verdeo picados y un toque de pimento de Ezpeleta (exquisito aunque no fácil de conseguir en Buenos Aires).

No es difícil de preparar; lo que difícil es parar de comerlo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí