Clases de cocina personalizada

EMPANADAS DE ESPINACAS Y PARMESANO

En una clase con 2 ejecutivos de una empresa de turismo extranjera -pidieron discreción en cuanto a sus nombres- preparamos tres variedades de empanadas “from scratch” (desde el inicio): 1. Carne; 2. Choclo; y 3. Espinacas.  Para mí satisfacción les gustaron mucho y no hubo unanimidad en cuanta a cuál más rica: ella prefirió las de espinacas, él las de choclo y yo las de carnes. Veamos primero entonces la receta de la que prefirió, obviamente, ella…:

MASA (para unas 18 empandas)
– 500 g de harina 0000 (refinada)
– 200 ml de agua
– 100 ml de aceite de girasol y maíz
–     1 cucharadita de sal

RELLENO
–     2 paquetes de espinacas frescas o 300 g congeladas (lo que empleamos porque no conseguimos frescas)
–     1 cebolla picada
–     2 cucharadas de manteca (25 g c/u) por separado
–   25  g de harina
– 250 ml de leche fría
–     3 cucharadas colmadas de parmesano recién rallado
–     3 huevos duros picados
–        sal, pimienta negra recién molida, nuez moscada y ají molido (opcional)
–     1 huevo ligeramente batido para pintar las empanadas

En un bol mezclamos los ingredientes de la masa, volcamos sobre la mesa de trabajo y amasamos por unos minutos hasta obtener una masa suave y sedosa. Envolvemos en papel film y dejamos reposar en la heladera.

Descongelamos las espinacas según las instrucciones del envase, escurrimos muy bien y picamos. Si trabajamos con espinacas frescas, siempre preferible, las lavamos y sin escurrir del todo cocinamos en microondas por 2´ ó 3´ hasta que comiencen a marchitarse. Escurrimos ahora sí muy bien y picamos.

En una sartén mediano-grande derretimos la manteca y salteamos la cebolla picada con una pizca de sal; apenas comienza a colorear incorporamos las espinaca picadas, mezclamos y luego de 1´ apagamos el fuego y condimentamos con sal y pimienta.

En una cacerola pequeña derretimos la otra cucharada de manteca, incorporamos la harina y mezclando hacemos un roux. Retiramos del fuego, agregamos la leche fría, mezclamos, retornamos al fuego, condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada y continuamos mezclando hasta que obtengamos una salsa blanca espesa; añadimos el parmesano rallado.

Mezclamos la salsa blanca con las espinacas, revisamos sabor y dejamos enfriar tanto como nos sea posible agregando por último los huevos picados.

Con la ayuda de un palote (o máquina de pastas) estiramos la masa hasta un grosor de aprox 3mm y con un molde cortante de 12cms de diámetro vamos haciendo las tapas. Recuperamos los restos de masa y volvemos a estirar y cortar.

Tomamos un disco en la mano izquierda si somos diestros y colocamos una cucharada colmada del relleno en su centro; cerramos la mano, sellamos presionando bien con los dedos de la otra mano y efectuamos el repulgue de nuestro gusto.

Disponemos las empanadas sobre una asadera apenas engrasada, las pintamos con huevo y horneamos a 225* (horno convencional máximo y bien caliente) por unos 15´hasta que se vean bien doradas.

Retiramos, esperamos unos minutos y disfrutamos! (También frías son muy ricas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí