Clases de cocina personalizada

TARTA DE ALCAUCILES, ESPINACAS Y YOGUR

Aprovechando que aún es la época de alcauciles en Buenos Aires, preparamos esta tarta combinada con espinacas y yogur, riquísima! Para una tartera de 25 cms de diámetro:

MASA
– 200 g de harina 0000 (refinada)
–   65 ml de agua
–   65 ml de aceite de oliva
–  1/2 cucharadita de polvo de hornear
–  1/2 cucharadita de sal
–     1 pizca de pimienta blanca

RELLENO
–    3 alcauciles frescos
–    2 paquetes de espinacas frescas
–    1 cebolla mediana picada
–    1 diente de ajo picado
–    3 huevos grandes
–    1 pote de yogur natural
–    2 cucharadas de aceite de oliva
–    4 cucharadas de parmesano recién rallado
–       sal y pimienta negra recién molida

En un bol mezclamos los ingredientes de la masa, volcamos sobre superficie apenas enharinada, amasamos por unos minutos, envolvemos en papel film y reservamos.

Quitamos las partes duras y “pelitos” interiores de los alcauciles y cortamos en cubos pequeños.

Quitamos los tallos de las espinacas, lavamos, escurrimos bien y troceamos con la mano.

En una sartén grande calentamos el aceite de oliva y salteamos la cebolla y el ajo con una pizca de sal hasta transparentar, agregamos los alcauciles cubeteados y cocinamos a fuego suave por 10´; incorporamos las espinacas, revolvemos y retiramos una vez se hayan “marchitado”, luego de unos 3´; salpimentamos, apagamos el fuego y dejamos entibiar.

Batimos ligeramente los huevos con el yogur y la mitad del parmesano e incorporamos a la mezcla anterior.

Con la ayuda de un palote estiramos la masa hasta lograr una circunferencia de unos 30 cms de diámetro y forramos la tartera volcando hacia afuera los excedentes de masa. Echamos dentro el relleno, floreamos con el parmesano reservado y con el canto de un cuchillo cortamos los excedentes.

Horneamos a 180* por unos 40´ hasta que la masa se vea bien cocida y el queso gratinado.

Retiramos y esperamos unos minutos antes de servir. Vale la pena la espera…

Una respuesta

  1. Comencé a tomar clases con Saul, sus recetas son fáciles, amenas con productos que todos tenemos en casa. El resultado de estas recetas son platos sabrosos, distintos, aromáticos y sanos.Sául es sumamente cálido, explica con amor y uno a preparar los platillos in situ.La clase se hace corta y uno se va con ganas de más!Destaco la flexibilidad de horarios y el poder pedir aprender los platos que me interesan.No se pierdan la experiencia de aprender a cocinar disfrutando y saboreandoGRACIAS SAUL!! Alejandra, Publicado en TripAdvisor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí