Clases de cocina personalizada

TARTA BAJAS CALORÍAS DE POLLO, CHAMPIÑONES, ESPINACA

Esta tarta está basada en la clásica “Chicken Pie” inglesa ya publicada pero muchísimo menos calórica; la preparamos en la clase de ayer con Alejandra y Marina, que están determinadas a darles de comer a sus familias más sano, más liviano calórica y más rico…Aún con bajas calorías resultó muy sabrosa y “llenadora”: con una buena porción acompañada de una rica ensalada ya se constituye en una buena comida. La receta para una tartera de 25 cms:

MASA
– 200 g de harina leudante 
– 150 común
– 120 ml de agua 
– 100 ml aceite
– 1/4 cucharadita de sal + 1 pizca pimienta blanca
RELLENO
– 500 g de supremas de pollo cubeteadas
– 200 g de champiñones cubeteados
–     1 cebolla mediana picada
–     1 diente de ajo picado
–     2 cucharadas colmadas de fécula de maíz 
– 300 cc de caldo de ave
–     2 cucharadas de aceite
– 100 g de queso crema descremado
– 200 g de hojas de espinacas picadas
–     2 cucharadas de perejil picado
–       sal, pimienta negra recién molida y nuez moscada
–      1 huevo batido
En un bol mezclamos las harinas con la sal y la pimienta, añadimos los líquidos, mezclamos y amasamos hasta integrar. Cubrimos y dejamos reposar.
En una sartén grande teflonada con una cucharada de aceite salteamos los cubitos de pollo a fuego medio hasta blanquearlos; agregamos los champiñones y, siempre mezclando, continuamos la cocción por unos 5´. 
Retiramos con una espumadera, quitamos y reservamos el líquido remanente y allí mismo salteamos la cebolla y el ajo picado junto con otra cucharada de aceite. 

Mezclamos en un bol con pollo y hongos.
En una tacita con un poco del caldo fría disolvemos la fécula que agregaremos al caldo caliente con más el líquido reservado. Adicionamos el queso crema y cocinamos a fuego suave y mezclando constantemente hasta obtener una salsa densa y homogénea. 

Apagamos el fuego, agregamos las espinacas y el perejil, condimentamos con sal, pimienta y abundante nuez moscada, mezclamos con el pollo y dejamos enfriar.
Dividimos la masa en 2/3 y 1/3. Tomamos los 2/3 y con la ayuda de un palote estiramos dándole forma redonda de un diámetro algo mayor que la tartera más sus lados.  Forramos la tartera, pincelamos con huevo batido y volcamos dentro el relleno.
Estiramos la masa remanente en forma circular y cubrimos sellando a nuestro gusto. Con el canto de un cuchillo quitamos los exceso de masa con los cuales haremos alguna decoración, en tanto con un molde cortante haremos en el centro una chimenea para que salga el vapor. Pincelamos con el huevo batido.

Llevamos a frío por unos 30´ mientras el horno va tomando temperatura. Horneamos a 180* por unos 50´ hasta que la masa se vea bien dorada. 

Esperamos unos minutos antes de desmoldar y servir.

Las chicas encantadas con esta exquisita tarta baja en calorías. El que suscribe también, modestamente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí