Clases de cocina personalizada

RISOTTO VEGETARIANO LIGHT DE BERENJENAS, TOMATES Y TOMILLO FRESCO

Un sabroso risotto vegetariano, nutritivo y liviano, aunque no “fanáticamente” light, sería un pecado…; sobre una idea de “The New York Times, Fitness & Nutrition”,   y feliz resultado también de una clase con Alejandra y Marina (el que suscribe casi siempre se propone el desafío de preparar recetas nuevas para cada clase, mucho más trabajo y mucha más diversión…) .  Para 4 porciones:

– 200 g de arroz carnaroli o arbóreo
–     1 berenjena grande (aprox 500 g)
–     1 cebolla chica picada
–     2 cucharadas de aceite de oliva
–     2 dientes de ajo picados
–  1/2 kg de tomates, pelados despepitados y picados
–     1 cucharada de tomillo fresco ó 1 cucharadita de seco
– 100 ml de vino blanco seco
–  3/4 l de caldo caliente de vegetales o pollo (desgrasado si prefieren)
–        sal y pimienta negra recién molida
–     1 cucharada de manteca
–     2 cucharadas de parmesano rallado o similar (bajas calorías si prefieren)

Cortamos la berenjena por la mitad a lo largo y colocamos sobre una asadera previamente aceitada o rociada con spry vegetal (o sobre una plancha de silicona sin nada). Horneamos por unos 20´, hasta que la piel comience a romperse. Retiramos, dejamos entibiar, cubeteamos y reservamos.

En una sartén con una cucharada de aceite de oliva y una pizca de sal salteamos la cebolla y el ajo hasta que comiencen a transparentar; añadimos los tomates, el tomillo y la berenjena y cocinamos por  5´ mezclando cada tanto. Salpimentamos.

En una sartén grande y preferentemente pesada  calentamos la otra cucharada de aceite, volcamos dentro el arroz y salteamos hasta nacarar, unos 2´. Incorporamos los vegetales y luego de 1´ desglasamos con el vino blanco.

En cuanto el vino se haya absorbido y el alcohol evaporado, comenzamos a incorporar el caldo de a cucharones, siempre mezclando, y esperando a que se absorba completamente el primero para añadir el siguiente.

Un minuto antes de completar la cocción del arroz según las indicaciones del envase -en general 18´- agregamos la manteca y el parmesano, mezclamos, retiramos del fuego, revisamos sabor, tapamos, esperamos de 3´a 5´ a que los sabores terminen de amalgamarse y servimos.
El resultado debe ser un arroz al dente y cremoso.

Prueben prepararlo, se sorprenderán por lo exquisito que resulta. Y si no se sienten segur@s les sugiero sinceramente, ejem, que se tomen unas clases en El Arte de Amasar…

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí