Clases de cocina personalizada

LASAÑA DE POLENTA, ESPINACAS Y CUATRO QUESOS

Una interesante alternativa a la lasaña convencional, rápida de preparar, sabrosa y nutritiva, ideal para una comida invernal en familia . Son muchos ingredientes pero sencillos y fáciles de preparar. Para 4 porciones:

–  1 taza de polenta instantánea
–  1 taza de agua o caldo
–  1 taza de leche
–  1 cucharada de manteca
–     sal, pimienta y nuez moscada
–  2 paquetes de espinacas frescas
–  2 cucharadas de queso crema
–  2 cucharadas de ricota
–  2 cucharadas de muzzarella rallada o troceada
–  2 cucharadas de parmesano rallado
–  1 cebolla mediana picada
–  3 dientes de ajo picados
–  3 cucharadas de aceite de oliva
–  1 lata de tomates perita de buena calidad
– 1/2 morrón rojo picado
–  1 cucharadita de orégano seco
–  1 puñado de hojas de albahaca fresca troceadas
– 1/4 cucharadita de ají molido
–    sal y pimienta negra recién molida
–  1 huevo
–    pan rallado c/n

Ponemos a calentar el agua con la leche y una vez rompió a hervir reducimos el fuego e incorporamos la polenta en forma de lluvia mezclando constantemente. Agregamos la manteca, condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada y cocinamos por unos 5´ siempre mezclando.

Volcamos sobre un molde de 22 x 33 cms, o algo más grande, y con una espátula distribuimos la polenta de forma pareja por toda la superficie. Dejamos enfriar.

Salteamos la cebolla, 2 dientes de ajo y el morrón en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal. Cuando comienzan a colorear agregamos el orégano seco, el ají molido y luego la lata de tomates. Reducimos el fuego a mínimo y mezclando cada tanto cocinamos por unos 30´hasta que el tomate se haya desintegrado (si es necesario aplastamos con una cuchara de madera). Agregamos las hojas de albahacas, salpimentamos y cocinamos por unos minutos más.

Quitamos los tallos de las espinacas, lavamos, escurrimos y cortamos con la mano.

En una sartén grande con 1 cucharada de aceite de oliva salteamos el ajo restante, agregamos las espinacas y cocinamos hasta que se comiencen a marchitarse, no más. Volcamos sobre un chino o colador y presionamos para quitar todo el líquido posible.

Mezclamos las espinacas con el huevo previamente batido, la ricota, el queso crema y la muzzarela. Condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada.

Tomamos un molde de horno de aprox 20 x 15, cubrimos la base con la mitad de la salsa, colocamos por encima una capa de polenta y por sobre esta la mezcla de espinaca. Cubrimos con la otra tapa de polenta y el resto de la salsa de tomates y horneamos a 200* por 15´.

Retiramos del horno, floreamos con el parmesano y volvemos a hornear hasta que el queso se haya gratinado.

Retiramos y esperamos unos minutos antes de servir.

Un plato sencillo, nutritivo, rápido de preparar y muy sabroso, no es poco…

4 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí