Clases de cocina personalizada

TATIN (tarta invertida) DE TOMATES CHERRY, ALBAHACA Y PARMESANO

Quería hacer algo diferente para el cumple de mi querida sobrina Maru (además de los buenísisimos blinis, no es cierto Maru?) así que nos sorprendí con esta tarta invertida que nunca había preparado antes y resultó super sabrosa ademásde, bastante linda, no…?. La receta, para una tartera de 28 cms:

MASA
– 200 g de harina común (000)
– 100 cc de agua
–   30 cc de aceite de oliva
–     5 a 10 g de levadura fresca
–  1/4 cucharadita de sal

COBERTURA
– 600 g de tomates cherry maduros cortados al medio
–     1 cebolla mediana en fina juliana
– 200 g de parmesano recién rallado
–     1 puñado generoso de hojas de albahaca fresca
–  1/2 tacita de aceite de oliva
–     1 cucharada de orégano seco
–        sal, pimienta negra recién molida, ají molido

Mezclamos en un bol los tomates cherry con el orégano, el aceite de oliva, la sal y la pimienta y dejamos reposar por unos 30´.

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en su centro volcamos el agua y disolvemos la levadura; incorporamos con cuidado la harina y cuando comienza a formarse la masa agregamos el aceite. Amasamos por unos minutos, cubrimos y esperamos unas 2 hs hasta a que duplique su volumen (el tiempo depende siempre de la cantidad de levadura empleada y la temperatura ambiente); la masa debe quedar casi pegajosa.
Pincelamos ligeramente la asadera con aceite de oliva y colocamos los tomates cherry boca arriba cubriéndola completamente; distribuimos por encima la cebolla, la mitad de la albahaca y la mitad del parmesano y regamos con el jugo de los cherry.

Cubrimos con papel de aluminio y llevamos a horno fuerte (200*-220*) por 10´ luego de lo cual retiramos el papel de aluminio y volvemos a hornear por otros 10´. Retiramos y dejamos entibiar; si hubiera demasiado líquido lo quitamos y/o espolvoreamos con pan rallado

Pasado el tiempo de levado volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, bollamos y dejamos reposar en superficie enharinada y cubiertos por 30´

Con la mano o ayuda de un palote estiramos el bollo dándole forma redondeada de un tamaño algo mayor que la tartera.

Colocamos sobre los tomates la albahaca y parmesano reservados y cubrimos con la masa llevando hacia adentro la masa excedente de modo de “envolver” a los tomates.
Esperamos 15´ y volvemos a hornear, ahora a temperatura máxima, por unos 15´, hasta que la masa se vea cocida.
Retiramos y luego de unos minutos desmoldamos.
La comimos tibia y estuvo riquísima. Tal vez alguno de ustedes se anima a prepararla y la come caliente, o fría, y nos cuenta cuánto les gustó…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí