Clases de cocina personalizada

JENGIBRE: EMPLEOS DE ESTE VERSÁTIL CONDIMENTO DE EXTRAORDINARIAS PROPIEDADES

El jengibre es un apreciado condimento originario del Sudeste Asiático con además sorprendentes propiedades medicinales, principalmente digestivas.

Se usa desde hace milenios tanto para sazonar comidas como para aliviar dolencias diversas. Ya era conocido en Europa hace más de 2.000 años y, por ejemplo, después de la pimienta era la segunda especia en orden de preferencia por los romanos. También se hace mención a esta especia desde hace cientos de años en África y Medio Oriente.

El sabor del jengibre varía según la zona geográfica donde es cultivado; es picante, ligeramente alimonado, dulzón y con un fondo algo amargo. Lo podemos encontrar fresco, seco, molido, confitado, etc.
Impactó Europa y América cuando se estableció a sí mismo como una hierba medicinal y se convirtió en popular como una bebida suave. (ginger ale, ginger beer, y ginger tea) para alivios estomacales. En la cocina medieval europea, el jengibre ocupó un lugar de gran importancia en el conjunto de especias empleadas. 

Tomando principalmente como fuente “La Enciclopedia de los Sabores” de Niki Segnit, veremos algunas de sus innumerables combinaciones y posibilidades de empleo:

1. JENGIBRE Y AJO: son sabores muy contrastantes que se usan a veces combinados para marinar carnes o como parte de salsas. 

2. JENGIBRE Y CALABAZA: El especiado para un pastel de calabaza inglés tradicional es jengibre, canela, clavo, nuez moscada y pimienta inglesa

3. JENGIBRE Y CANELA: son “el corazón y el alma” del pan de jengibre, combinan siempre muy bien.

4.JENGIBRE Y CEBOLLA: Son “la pareja perfecta” según Niki Segnit, una combinación habitual en la cocina china. 

5. JENGIBRE Y CERDO: habitual en la cocina japonesa

6. JENGIBRE Y CLAVO: Se los combina con frecuencia; la mezcla de especias “Quatre Èpices” combina habitualmente, clavo, jengibre, nuez moscada y pimienta.

7. JENGIBRE Y CHOCOLATE: “Si se muerde un trozo de tallo de jengibre cubierto de chocolate, el crudo del chocolate negro dará paso a una dulzura rasposa cuando los dientes se hundan en la pelusa de las fibras jugosas del jengibre. La amarga complejidad del chocolate negro y su cualidad refrescante, casi como  la del mentol, aportan el contraste perfecto a la dulzura picante del jengibre”. Son bien conocidas por ejemplo las galletas de chocolate y jengibre.

8. JENGIBRE Y LIMÓN: El sabor del jengibre fresco con su carácter cítrico forma una pareja muy armoniosa con el limón.

10. JENGIBRE Y MANGO: Se combinan en una Creme Brulée tan bien como con el marisco; y el chef Jean-Geogres Vongerichten los acompaña con foie gras en uno de sus platos “de autor”

11. JENGIBRE Y MENTA: En Estados Unidos son populares los dulces y refrescos que llevan sabor a jengibre y menta. 

12. JENGIBRE Y NARANJA:  Ambos son especiados y cítricas. Niki Segnit recomienda un según ella exquisito pastel de naranjas y jengibre.

13. JENGIBRE Y PESCADO: Las notas cítricas del jengibre fresco lo convierten en un acompañamiento ideal para el pescado.

14. JENGIBRE Y CARNE VACUNA: A est carne le sientan muy bien los sabores fuertes; se la acompaña con jengibre en salteados tailandeses y chinos. 

15. JENGIBRE Y TOMATE: Se preparan aromáticas salsas picantes de tomate con jengibre

16. JENGIBRE Y VAINILLA: Si al ginger ale le agregamos una bola de helado de vainilla con jengibre tendremos lo que se dio en denominar “boston cooler”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí