Clases de cocina personalizada

BAGELS CLÁSICOS CON UN DÍA DE LEVADO, EXQUISITOS!

Hay muchísimas recetas “auténticas” para preparar bagels y esta es una de ellas, adaptada en cierta forma a ingredientes fácilmente obtenibles. La técnica de preparación es bastante sencilla y lo que le imprime el sabor y textura tan especiales son el prolongado período de levado y, desde ya, el hervirlos por un minutito antes de hornearlos. Para 8 unidades:

– 500 g de harina 000 (común)
– 300 cc de agua
–  10 g de levadura fresca
–    1 cucharada de miel
–    1 cucharadita de sal
–      sal marina, ajo, cebolla, semillas de girasol, amapola, hinojo, etc, para cubrirlos y saborizarlos
–    1 cucharada de miel + 1 cucharadita de sal + 1 cucharadita de bicarbonato de sodio para el agua en la que herviremos los bagels.

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera, volcamos en su centro el agua y disolvemos la levadura desgranada y la miel; con cuidado vamos incorporando la harina al agua mezclando con una cuchara de madera hasta integrar.

Adicionando sólo la harina imprescindible amasamos por unos 15´ hasta obtener una masa suave y sedosa. Hacemos un bollo y lo dejamos reposar 30´ en un bol pincelado con aceite y cubierto.
Retiramos la masa del bol, la dividimos en 8 partes iguales que bollamos y dejamos reposar nuevamente por 15´ a 30´sobre una superficie enharinada y cubiertos.

Sobre la superficie de trabajo ahora limpia hacemos con cada bollo un chorizo de unos 25 cms de largo, lo unimos en un extremo que humedecemos previamente para asegurar su sellado y colocamos sobre una asadera pincelada con aceite; el agujero del centro debería ser de unos 5 cms de diámetro.

Pincelamos los bagels con aceite, colocamos la asadera dentro de una bolsa plástica y la refrigeramos hasta el día siguiente, de 18 a 24hs.

Retiramos los bagels de la heladera aprox 1 hora antes de hornearlos.

Ponemos a hervir abundante agua en una cacerola de base ancha y le agregamos el bicarbonato de sodio, la sal y la miel.

Preparamos recipientes con los aditamentos con que cubriremos los bagels.

Echamos de a 3 piezas sobre el agua hirviendo, damos vuelta a los 30-40 segundos y hervimos otro tanto; retiramos, escurrimos y colocamos sobre la asadera previamente pincelada con aceite; floreamos con los adicionales elegidos presionando suavemente con las manos.

Horneamos a 220* por unos 20´ hasta que los bagels hayan adquirido un color dorado escuro.

Retiramos y dejamos enfriar sobre rejilla por lo menos 30´ antes de probarlos, una exigente prueba de voluntad por cierto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí