Clases de cocina personalizada

PANECILLOS CON GRANOLA, YOGURT Y MIEL

Mañana de domingo fresca y nublada en Buenos Aires, silenciosa, perezosa…, razonablemente propicia para encender el horno y experimentar con algo rico con, claro, lo disponible en heladera y alacena. Y como tenía en granola, yogurt natural casero que hago cada tanto y miel opté por probar con estos panecillos que resultaron súper nutritivos y sabrosos, un buenísimo desayuno en sí mismos. Van dedicados a Agus, una pequeña y preciosa” fan” de los panes de El Arte de Amasar. Para 36 panecillos:

–     1 kg de harina 000 (común)
– 400 cc de agua
– 250 g de yogurt natural
– 250 g de granola + adic. para decorar
–   50 cc de leche
–     1 tacita de miel
–  1/2 cucharadita de sal
–   50 g de levadura fresca ó 10g seca
–     1 huevo + 1 cucharada de leche + 1 pizca de sal + 1/2 cucharadita de azúcar para pintar los panecillos.

En un bol mezclamos la levdura con el agua, la leche, la miel y la mitad de la harina; cubrimos y esperamos de 15´ a 30´ hasta que comience a espumar.

Añadimos el yogur, el resto de la harina, la sal y la granola, mezclamos, volcamos sobre una superficie de trabajo enharinada y amasamos por unos 10´ hasta obtener una masa suave y sedosa, procurando siempre añadir la menor cantidad de harina posibles.

Bollamos, colocmos en un bol grande pincelado con aceite o enharinada, cubrimos y dejamos levar en ambiente cálido por unos 60´, hasta que duplique su volúmen.

Retiramos del bol, volcamos sobre la superficie de trabajo enharinada, desgasificamos, hacemos un chorizo delgado y cortamos en 36 trozos de 55-60 g c/u; los cubrimos y dejamos reposar por unos 15´.

Bollamos luego los trozos dándoles la forma deseado y los colocamos en una asadera de 35x45cms pincelada con materia grasa o enharinada.

Cubrimos con un repasador húmedo y dejamos levar por unos 30´ hasta que haya aumentado aprox 3/4 de su volúmen; la asadera se habrá cubierto completamente.

Pintamos con la mezcla de huevo, leche, azúcar y sal, decoramos con  granola y horneamos a 200*  por unos 20´ hasta que los panecillos se vena dorados. Retiramos y dejamos orear sobre rejilla.

Resultaron deliciosos, un excelente y nutritivo desayuno o merienda para chicos y no tan chicos…

2 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí