Clases de cocina personalizada

FOCACCIA RELLENA DE BERENJENAS GRILLADAS, TOMATES, MUZZARELLA Y ALBAHACA

La focaccia es una suerte de pan de pizza cuya cobertura más tradicional es oliva, romero y granos de sal, aunque también queda muy bien con infinidad de ingredientes: tomates cherry, tomates secos, alcaparras, aceitunas, hierbas frescas o secas, cebolla, ajo, etc.

La focaccia es además ideal para preparar exquisitos sandwiches y también con muy diversos ingredientes. En esta oportunidad la presentamos rellenada con berenjenas grilladas, tomate, muzarella y albahaca fresca.  La degusté un mediodía caliente de este verano porteño acompañada de una cerveza bien helada, mmmmm, estaba muy buena…

FOCACCIA, para una asadera de 50×30 cms:
– 500 g de harina 000 (común)
– 450 cc de agua
–   15 g de levadura fresca
–     1 cucharadita de sal
–        aceite de oliva para pincelar asadera y focaccia, c/n

–        aceitunas verdes fileteadas
–        tomates cherry cortados al medio
–     1 puñado de hojas de albahaca fresca
–       ají molido y granos de sal gruesa
RELLENO
–     2 berenjena mediana
–     2 tomates maduros cortados en rodajas
– 150 g de muzzarella en rodajas delgadas
–        albahaca
–        sal y pimienta
–        lo que más deseen…

Cortamos las berenjenas en rodajas delgadas, las pincelamos con aceite de oliva, las colocamos en una asadera y horneamos en horno caliente y a 200* por unos 10´, hasta que estén tiernas.

En un bol disolvemos la levadura en el agua, adicionamos el azúcar, la harina y finalmente la sal; mezclamos con una cuchara de madera o cornete, cubrimos y dejamos levar hasta que haya aprox duplicado su volumen, unos 60´. Muy fácil, ni hace falta ni es posible amasar.

Encendemos el horno. Pincelamos la asadera con abundante aceite de oliva, volcamos sobre esta la mezcla y con las manos también aceitadas la distribuimos de modo parejo por toda la superficie y la pincelamos luego con más aceite de oliva.

Encendemos el horno. Haciendo una pequeña presión sobre la masa vamos colocando alternadamente las rodajas de aceitunas y los tomates cherry; floreamos luego con granos de sal gruesa y ají molido.

Dejamos levar en ambiente cálido y sin corriente de aire por unos 30´, hasta que la masa haya casi duplicado su volumen.

Horneamos en horno bien caliente y temperatura máxima hasta que la focaccia se vea dorada, unos 20´. Retiramos y dejamos enfriar.

Para los sándwiches cortamos la focaccia en cuadrados o rectángulos del tamaño deseado y luego al medio.  Rellenamos con las rodajas de berenjena, tomates y muzzarella, las hojas de albahaca y un toque de pimienta negra.

Una focaccia relativamente sencilla. Y absolutamente sabrosa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí