Clases de cocina personalizada

TARTA INTEGRAL DE FRUTILLAS Y YOGURT, SORPRENDENTE!

Una tarta experimental que preparamos en el último  “Taller de Tartas Integrales Dulces y Saladas…” y que resultó sorprendentemente atractiva y sabrosa, empleando 100% de harina integral… Para una tartera de unos 25 cms de diámetro


MASA
– 200 g de harina integral extrafina
–   75 g de azúcar morena
–   60 a 65 cc de aceite
–   60 a 65 cc de agua
–     1 pizca de sal

RELLENO
– 250 g de frutillas maduras
– 250 g de yogurt natura, pref griego, espeso
–     4 huevos
– 150 g de azúcar
–     1 cucharadita de ralladura de limón
–        azúcar impalpable y hojas de menta para decorar

Mezclamos los ingredientes de la masa, amasamos hasta integrar, envolvemos en papel de nylon y dejamos reposar al menos 30´.

Procesamos las frutillas reservando algunas para decorar.

Batimos conjuntamente los huevos, el yogurt, el azúcar, la ralladura y las frutillas procesadas. Revisamos y eventualmente corregimos sabor, las frutillas no son siempre igualmente dulces.

Con un palote estiramos la masa bien delgada, forramos la tartera previamente pincelada con aceite o rocío vegetal, volcamos sobre esta la mezcla y horneamos a 180* por unos 30` hasta que la masa y el relleno se vean cocido (éste debe haber levantado bastante).

Al retirar espolvoreamos con azúcar impalpable y decoramos con frutillas fileteadas y hojas de menta.

Servimos tibia, sóla o acompañada con una bocha de helado, deliciosa en ambos casos!

En un bol batimos conjuntamente los huevos con el azúcar, la crema de leche y el jugo de pomelo; volcamos sobre la masa de la tarta y horneamos 25´ a 180*.

Si logramos pelar prolijamente a vivo los gajos del pomelo, los fileteamos. Y si, como en mi caso, no lo logramos (a veces sucede, depende de la calidad del pomelo y la habilidad de la mano…), pelamos a vivo y dividimos en trozos irregulares.

Retiramos la tarta del horno, distribuimos por encima los gajos/trozos de pomelo, floreamos con azúcar y volvemos a poner en el horno en lo posible con la fuente de calor de arriba, por ejemplo en un horno eléctrico, y horneamos por otros 10´. Si tenemos un soplete horneamos directamente 35´, retiramos distribuimos los pomelos y el azúcar y quemamos.

Retiramos, dejamos entibiar y llevamos a frío algunas horas antes de servir.

Salvo que estén a dieta, súper recomendable!!

4 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí