Clases de cocina personalizada

SEMIFREDDO DE SANDÍA Y CHOCOLATE AMARGO, SABROSO, LIVIANO Y REFRESCANTE!

Aún cuando significa un trabajo adicional procuro no repetir las recetas en los Talleres de los Jueves al mismo tiempo que me esmero en sorprender a los participantes con algo diferente. En el último “Taller de Panes Saborizados y Patés…”, todos ellos con un cierto toque personal, propuse un postre liviano, sabroso y sorprendente también para mí por lo buenísimo que resultó. Adry y Claudia, las únicas participantes en un Jueves (8) bastante particular en Buenos Aires quedaron encantadas lo cual espero se animen a ratificar fehacientemente… El postre es muy liviano, sabroso y fácil de preparar. Para 6 ramekines individuales:

–     1 kg de pulpa de sandía sin semillas
–     2 cucharadas de azúcar (aprox s/dulzor de la sandía)
–     2 cucharadas de fécula de maíz
–     1 cucharada de jugo de limón (opcional)
– 100 g de chocolate amargo (o semi) picado groseramente

Colocamos la sandía junto con el azúcar y la fécula en una cacerola profunda y cocinamos a fuego medio mezclando constantemente hasta que rompa el hervor; la mezcla se va a tornar cremosa.

Retiramos y dejamos entibiar. Probamos sabor y si lo encontramos demasiado empalagoso adicionamos el jugo de limón, teniendo presente que cuando el postre está semicongelado el dulzor se siente menos.

Incorporamos el chocolate picado, mezclamos, colocamos en 6 ramekines (moldes) individuales y llevamos al freezer por unas 3 hs hasta que la mezcla se haya congelado sólo superficialmente quedando aún cremosa por dentro.
Si nos excedemos en el tiempo de congelado retiramos los moldes del freezer y los mantenemos en heladera por una  hora antes de servir.

Un postre muy sencillo y sorprendentemente sabroso y refrescante!

4 respuestas

  1. Estimado Saúl !!! Realmente sorprendente !!! Al saborear el primer bocado la primera sensación es el delicado sabor de la sandía, que se derrite en el paladar, quedando unos deliciosos trozos de chocolate amargo crocantes, para finalizar el bocado sorprendiendo gratamente. Disfruté el postre bocado a bocado. Gracias por su generosidad al compartir sus creaciones con todos sus seguidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí