Clases de cocina personalizada

ÑOQUIS DE RICOTA, SARDO Y HIERBAS FRESCAS CON BRÓCOLIS AL AJILLO

Unos ñoquis livianos, fáciles de preparar y muy sabrosos. Para 2 personas como único plato:

– 500 g de ricota fresca y escurrida
– 100 g de sardo o parmesano rallado
– 100 g de harina, aprox, será función de la humedad de los quesos
–     1 cucharada de mezcla de hierbas frescas (romero, rúcula, perejil, tomillo…)
–        sal, pimienta y nuez moscada
– 250 g de flores de brócoli, aprox
–     2 dientes de ajo picados
–     1 cucharada de aceite de oliva
–     1 cucharada de manteca
–        queso sardo o parmesano recién rallado para espolvorear los ñoquis

Mezclamos la ricota escurrida con el sardo y las hierbas picadas, condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada y vamos adicionando de a cucharadas la harina, siempre mezclando y hasta que la masa no se nos pegue en las manos; debemos procurar emplear la menor cantidad posible de harina de modo de que los ñoquis resulten realmente livianos. Cubrimos y dejamos reposar.

Cortamos los brócolis en flores pequeñas, no más grandes que los ñoquis.

Ponemos a calentar abundante agua con sal y cuando rompe a hervir sumergimos las flores de brócoli por un minuto, retiramos y enfriamos en agua helada de modo que rompan la cocción.

Volcamos la masa sobre una superficie bien enharinada y con las manos también enharinadas hacemos un rectángulo de unos 2cms de alto; enharinamos la superficie y con un cuchillo cortamos tiras de ancho similar a la altura y las hacemos rodar sobre la mesa enharinada; juntamos las tiras y con un cuchillo las cortamos del tamaño deseado y volvemos a hacer rodar sobre la mesa enharinada. Esta es una técnica muy rápida y eficiente para preparar los ñoquis, pruébenla! Para quitar los exceso de harina podemos poner los ñoquis en un colador antes de cocinarlos.

En una sartén grande salteamos los ajos picados en el aceite de oliva y la manteca y apenas comienzas a colorear incorporamos los brócolis, mezclamos y mantenemos a fuego corona mientras se alistan los ñoquis.

Ponemos los ñoquis en el agua hirviendo y en la medida que van apareciendo los vamos retirando sin escurrir del todo y colocando en la sartén con los brócolis.

Una vez todos los ñoquis en la sartén, mezclamos bien y emplatamos floreando con abundante sardo o parmesano recién rallados y un poco de pimienta negra si les gusta.

Sencillos, livianos, sabrosos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí