Clases de cocina personalizada

TARTA INTEGRAL DE ESPINACAS CRUDAS Y SÉSAMO TOSTADO

Un tarta experimental que tuve la fortuna de compartir con mi amigo Pravas que pasó a saludarme justo justo cuando estaba por sentarme a comer solito…, experimental en el sentido de que nunca antes había hecho una tarta con las espinacas literalmente crudas. Resultó muy liviana, muy gustosa, con todo el sabor de las espinacas  y, desde ya, fácil y rápida de preparar. Como la comimos inmediatamente salida del horno (no pudimos resistir la tentación de dejarla entibiar…) quedó un poco “jugosa” por lo cual recomiendo particularmente en este caso esperar que entibie; también podría agregársele alguna cucharada de pan rallado aunque en mi opiniòn no es necesario en una comida como esta, bien casera y bien “de diario”. Para una tartera relativamente alta y de unos 25 cms de diámetro:

MASA

-150 g de harina integral
–  50 g de harina común
–  70 cc de agua
–  70 cc de aceite
–    1 cucharadita al ras de sal
–    1 pizca de pimienta blanca

COBERTURA
–    2 paquetes de espinacas (unos 500g)
–    1 cebolla picada
–    1 diente de ajo picado
–    1 cucharada de aceite de oliva
–    1 pote de yogurt natural (200g)
–    1 cucharada colmada de queso crema
–    4 huevos
–    2 ó 3 cucharadas de semillas de sésamo
–       sal, pimienta, nuez moscada

Mezclamos los ingredientes de la masa, amasamos hasta integrar, cubrimos y dejamos reposar. Encendemos el horno.

En una sartén con el aceite de oliva y una pizca de sal salteamos la cebolla y el ajo hasta transparentar.  Quitamos los tallos de las hojas de espinaca, lavamos, escurrimos muy bien y troceamos con la mano.

Batimos los huevos juntamente con el yogurt y el queso crema y condimentamos.

En una sartén sin aceite tostamos las semillas de sésamo.

Luego de 30´de reposo estiramos la masa con un palote,  forramos una sartén teflonada y con un cortante quitamos los excesos de masa.

Cubrimos con las hojas de espinaca presionando con las manos, regamos por encima con la mezcla de huevos y floreramos con las semillas de sésamo tostado.

Horneamos a 180*  por unos 45´.

Retiramos del horno y resistimos la tentación de probarla antes que se entibie.

Una sencillísima y riquísima tarta de verduras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí