Clases de cocina personalizada

ÑOQUIS DE BATATA Y RICOTA CON MANTECA NEGRA Y SALVIA

Esta receta está basade en una de “EPICURIOUS“, un muy buen sitio de comidas, tanto por las recetas mismas como por los numerosos e interesantes aportes de sus lectores. En esta oportunidad los “Ñoquis con Manteca Negra y Salvia” obtuvieron una muy alta calificación de los 84 lectores que la comentaron. Resultan unos ñoquis muy sabrosos y relativamente livianos gracias a la adición de la ricota. Para 4 a 6 personas:

–     1 kg de batata pelada

– 250 kg de ricota fresca y escurrida
– 300 g de harina común, aprox
–     1 taza de parmesano rallado
–     1 cucharada de azúcar morena
–        sal c/n
–  1/4 cucharadita de nuez moscada
–   75 g de manteca
–     3 cucharadas de salvia fresca picada + hojas adicionales para decorar

Pelamos las batatas y las hervimos en agua con sal hasta que estén bien tiernas; retiramos, escurrimos y dejamos enfriar. Hacemos un puré y lo mezclamos con la ricota; añadimos el parmesano, el azúcar negra, 2 cucharaditas de sal y la nuez moscada y mezclamos bien. Vamos ahora agregando de a poco la harina mientras mezclamos delicadamente hasta obtener una masa todavía húmeda pero manipulable.

Volcamos la masa sobre una superficie de trabajo enharinada, dividimos en 6 porciones y con las palmas de la mano hacemos choricitos de unos 50 x 2 cms; aquí sí somos un poco más generosos con la harina que vamos adicionando para que no se peguen.

Con un cuchillo cortamos cada tira en 20 a 25 trozos y con un tenedor los aplastamos un poco y damos forma.

En una sarte grande derretimos la manteca y la cocinamos por unos 5` hasta que adquiera un color amarronado y un ligero aroma tostado, cuidando no quemarla; incorporamos la salvia picada, retiramos del fuego y salpimentamos generosamente.

En una cacerola grande ponemos a hervir abundante agua con la sal y una vez rompió a hervir incorporamos los ñoquis y cocinamos hasta que vayan emergiendo, unos 3´; los retiramos, escurrimos y dejamos enfriar en un recipiente enharinado (podemos preparar los ñoquis varias horas antes y dejarlos a temperatura ambiente).

Ponemos a calentar nuevamente la manteca a fuego medio e incorporamos los ñoquis para que vuelvan a tomar temperatura. Retiramos y emplatamos decorando con algunas hojas de salvia.

Unos ñoquis muy ponderados por los lectores de Epicurious, entre los que me incluyo…

2 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí