Clases de cocina personalizada

BORSH, SOPA UCRANIANA DE REMOLACHAS

Una sopa típica del noreste europeo que se toma fría o caliente y de la cual existen numerosas variedades; en esta oportunidad presentamos la versión ucraniana, una de las más tradicionales, muy espesa, nutritiva y aromática. Si deseamos por supuesto podemos alivianarla un poco quitándole algunos ingredientes complementarios tales como los porotos. Para 4 personas:

–  500 g de remolachas peladas y cortadas en cubos pequeños
 – 300 g de papas, preferentemente rojas
–      1 zanahoria pelada y troceada
 –     2 ramas de apio, parte tierna, troceadas
–      1 litro de agua
–         Sal y pimienta negra
–    50 g de manteca
–      1 cebolla grande cortada en juliana
–      1 pimiento verde troceado
–      2 dientes de ajo picados
– 500 cc de jugo de tomates
– 200 g de coliflor
– 400 g de porotos negros (o “pintos”) precocidos
–     1 cucharada de vinagre
–     1 cucharada de azúcar morena
–        Crema ácida o yogurt para acompañar
–        perejil picado, opcional

En una cacerola ponemos a hervir el agua con la remolacha, las papas, las zanahorias y el apio, junto con un puñado generoso de sal y pimienta negra molida. Cuando el agua comienza a hervir reducimos el fuego y continuamos cocinando a fuego suave hasta que se hayan tiernizado todos los ingredientes.

Mientras, en una sartén grande a fuego medio derretimos la manteca, añadimos la cebolla y el pimiento verde picados y rehogamos hasta tiernizar. A continuación añadimos el ajo y cuando se haya comenzado a colorear, luego de unos 2´, pasamos la mezcla de la olla a la sartén con el jugo de tomate y continuamos la cocción a fuego suave. Agregamos el repollo y los porotos cocidos y seguimos hirviendo hasta que el coliflor se deshaga, unos 5´. Incorporamos el vinagre y el azúcar, probamos y corregimos sal.

 Servimos en tazones o platos hondos con una cucharada de crema ácida o yogurt por encima y un poco de perejil picado.

Un plato muy popular del noreste europeo y muy sabroso, para comerlo frío o calentito, según la temperatura ambiente, según nos apetezca…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí