Clases de cocina personalizada

RAVIOLES DE CALABAZA Y ESPINACAS CON TOMATES Y SALVIA

Una pasta vegetariana, liviana, nutritiva y de sabor muy refinado, la recomiendo incluso a los muy carnívoros… Para 4 personas:

MASA

– 200 g de harina refinada (0000)
–    2 huevos
–       aceite c/n, según tamaño huevos
– 1/2 cucharadita de sal
–    1 pizca de pimienta blanca

RELLENO
– 500 g de calabaza pelada y cubeteada
– 500 g de hojas de espinacas (aprox, 2 paquetes)
–     1 huevo
–     1 ó 2 cucharadas de pan rallado
–        sal, mix de pimientas, nuez moscada
–        aceite de oliva c/n

SALSA
–     1 kg de tomates maduros pelados y sin semillas
–     2 cucharadas de hojas de salvia fresca
–     2 cucharadas de aceite de oliva
–     2 dientes de ajo enteros
–        sal, pimienta negra, ají molido o peperoncino
–        parmesano recién rallado, opcional
–        crema de leche, opcional

Preparamos la masa del modo habitual, ver “Masa para pasta al huevo, técnicas básicas“.

Ponemos la calabaza cubeteada en una asadera con un poco de aceite de oliva y sal y llevamos a horno medio por unos 20´ (mezclamos a mitad de cocción), hasta que se hayan tiernizado.

Cocinamos las espinacas 2´ en bol tapado en microondas (o al vapor); retiramos, escurrimos y picamos.

Hacemos un puré con la calabaza, mezclamos con la espinaca y el huevo, condimentamos a gusto y agregamos un poco de pan rallado según humedad, no más de 2 cucharadas.

Para rellenar la pasta ver “Agnolotis caseros…técnicas básicas“; reservamos enharinados y cubiertos por un repasador.

En una sartén grande con el aceite de oliva y una pizca de sal salteamos los ajos enteros y las hojas de salvia. Adicionamos los tomates cubeteados y continuamos la cocción a fuego suave hasta que los tomates comiencen a desintegrarse; agregamos el perejil picado. Retiramos los ajos y condimentamos con sal, pimienta negra o mix (yo prefiero) y abundante ají molido o peperoncino.

Cocinamos los ravioles en abundante agua con sal, retiramos bien al dente, volcamos sobre la sartén sin escurrir del todo, completamos la cocción y emplatamos dejando la opción al comensal de agregar parmesano rallado y/o crema de leche.

Los probé con y sin parmesano, con y sin crema de leche y en cualquier caso me parecieron buenísimos! Espero alguien se anime a prepararlos y comente cuánto le gustaron, tal vez tengamos gustos similares….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí