Clases de cocina personalizada

CRÉPES VERDES DE ESPÁRRAGOS VERDES Y SALSA BLANCA-LIGHT

Un plato primaveral diferente, relativamente fácil y rápido de preparar, nutritivo y súper sabroso! La receta de las crépes la tomé de una clase de cocina con francesa con Beatriz Chomnalez y es muy recomendable tanto para crépes dulces como salados. El resto es una idea que se me ocurrió y, como otras veces, fui contrastando y modelando a través de la internet. Para 4 porciones:

CRÉPES (resultan unos 12)

– 300 cc de leche
– 125 g de harina
–   50 g de manteca derretida
–     3 huevos
– 1/2 cucharadita de sal
–    2 cucharadas de hierbas frescas picadas

RELLENO
– 16 espárragos verdes tiernos y gorditos
–   1 cucharada de aceite de oliva
–      peperoncino recién molido
–      mix de pimientas recién molidas

SALSA BLANCA-LIGHT
–    2 cucharadas de fécula de maíz
– 1/2 litro de leche
–       sal, pimienta blanca, nuez moscada
–    1 cucharada de aceite o manteca, opcional
–       parmesano recién rallado (para esparcir por encima)

Mezclamos todos los ingredientes de las crépes y batimos o procesamos hasta homogeneizar completamente. Dejamos reposar en heladera por lo menos por una hora.

En una crepera o sartén pequeña de teflón hacemos las crépes bien delgadas adicionando inicialmente una nuez de manteca; cocinamos de un sólo lado.

Quitamos la parte más dura del tallo de los espárragos y los pelamos hasta la cabeza. En una sartén grande calentamos el aceite de oliva y echamos dentro primero el peperoncino y el mix de pimientas y luego la sal y los espárragos; cocinamos a fuego suave por unos 15´ mezclando cada tanto hasta que se hayan tiernizado.

Para la salsa blanca-light, disolvemos simplemente la fécula de maíz en media taza de leche fría y luego la volcamos en el resto de la leche hirviendo; condimentamos mezclando constantemente, debe resultar una salsa no muy espesa. Si deseáramos podemos agregar finalmente un poco de aceite o manteca pero no es imprescindible, así tal cual es más liviana y aún sabrosa.

Colocamos 4 espárragos en cada crépe (sobre el lado cocido), los envolvemos con la misma dejando visible parte de las cabezas y los vamos colocando en una fuente de horno pincelada con aceite; cubrimos con la salsa blanca las crépes y por encima el parmesano recién rallado; tapamos las cabezas con papel de aluminio.

Llevamos a horno medio (180*) hasta que el queso se haya gratinado, unos 20´.

Un plato primaveral liviano, nutritivo y riquísimo, muy recomendable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí