Clases de cocina personalizada

PIZZA BIANCA, AROMÁTICA Y SABROSA

Una tradicional pizza italiana pero no fácil de encontrar por estas tierras; la masa es untada con ajo rostizado, lo cual le imprime un aroma y un sabor intensos y muy característicos.  Para 2 pizzas:

– 500 g de harina 0000
– 300 g de agua
–   10 g de levadura fresca
–  1/2 tacita de aceite de oliva
–    1 cucharadita de sal + 1 pizca  pimienta blanca
–    2 cabezas de ajo
– 200 g de muzzarella feteada
–     2 cucharadas de romero fresco
–   40 g de parmesano rallado

Para la masa hacemos un volcán con la harina y la sal por fuera y en el centro disolvemos la levadura en el agua; mezclamos incorporándole la harina y el aceite y amasamos por unos minutos. Bollamos y dejamos reposar en bol cubierto y engrasado hasta que duplique el volúmen.

Para rostizar los ajos envolvemos la cabeza completa en papel metálico y horneamos por unos 45′ hasta que se hayan tiernizado.

Una vez levó, dividimos la masa en 2, bollamos y dejamos relajar unos 30`; estiramos con las manos dando forma (y si hace falta nos ayudamos con el palo de amasar, no es pecado…)

Ya rostizado los ajos, quitamos una delgada capa de la parte superior y “lo exprimimos” sobre la pizza, distribuyéndolos bien; cubrimos con la muzzarella y por encima las hojas de romero, el parmesano y un chorro de aceite de oliva.

Horneamos en horno muy caliente sobre la piedra o en pizzera, en ambos casos sale buenísima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí