Clases de cocina personalizada

PIZZA A LA PIEDRA DE PERA Y QUESO BRIE

Una pizza memorable! Hace un tiempo publiqué una con una cierta semejanza: “Pizza a la parrilla con provolone, pera colorada y almendras tostadas” que estuvo buenísima. Esta vez, en una noche invernal de Buenos Aires, con un rico brie en casa y un horno bien caliente se me ocurrió èsta a la piedra, con justamente el brie, pera y un toque de peperoncino, resultó deliciosa, súper recomendable:

MASA, para 6 a 8 pizzas)
–     1kg de harina 0000 (la más refinada)
– 550 a 600cc de agua
–   50 a 100cc de aceite
–    3g de levadura fresca
– 25g de sal (1 cucharada colmada)
–  1/4 cucharadita de pimienta blanca

COBERTURA (por pizza)
–     1 cucharón de salsa de tomates para pizza
– 150g de queso brie en trozos pequeños
– 1 pera grandefileteada, no muy madura
–   aceite de oliva
    peperoncino (opcional) y/o pimienta negra

Hay muchas maneras de hacer la masa, si siguen algunas de mis recetas verán varias alternativas. En esta oportunidad la hice con muy poca levadura y aprox 12 hs de levado, al estilo de la pizza napolitana tradicional. Por la mañana la preparé y dejé levar en bol cubierto y ligeramente engrasado, a temperatura ambiente-invernal, hasta mi regreso por la noche. La retiré del bol, desgasifiqué, hice dos bollos para pizza de unos 250g c/u y el resto lo reservé para experimentar algunas ideas con la misma masa (salieron cosas ricas, las iré publicando). Dejé reposar los bollos mientras preparaba el resto de los ingredientes, aprox 1 hora (si vemos que levó demasiado, la desgasificamos y volvemos a bollar).

La salsa de tomates que prefiero es muy simple: tomates maduros procesados, con un poco de aceite de oliva, sal, pimienta, orégano, ají molido y, eventualmente, un poco de ajo.

Encendemos el horno con mucha anticipación y con la piedra no sobre el piso sino en el primer estante.

Estiramos la masa de la pizza bien delgada, empleando para ello la cantidad de harina necesaria, cubrimos con la salsa de tomate, por encima las hojas de pera, el queso brie, un chorro de aceite de oliva y un toque de peperoncino (si no les gusta picante, puede ser también pimienta negra  y/o sal gruesa).

Colocamos sobre la piedra en horno bien caliente y  a fuego máximo por 5′ a 10′, dependiendo del horno, hasta que se vea bien doradita. Servimos de inmediato.

Una pizza que creo vuestros invitados recordarán muy gratamente.

4 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí