Clases de cocina personalizada

TALLARINES CASEROS DE HARINA INTEGRAL Y BOLOGNESA DE SOJA TEXTURIZADA

Venía a almorzar a casa mi amigo Pravas luego de un largo viaje por el mundo,  y tuve el arrojo (descaro??) de esperarlo con un plato totalmente experimental para mí: una pasta integral con bolognesa de soja texturizada…; dejo a él que la comente si así lo desea, para mí estuvo excelente y, puedo asegurar además que pocos hubieran sido capaces de advertir que no estaban comiendo una tradicional bolognesa de carne! Para 2 personas como único plato:

PASTA
– 200 g de harina integral
– 100 g de harina refinada (0000)
–    2 huevos grandes
–    1 cucharada de aceite
–    3 ó 4 cucharadas de agua

SALSA BOLOGNESA
– 100 g de soja texturizada
– 250 g de tomates maduros
–   50 g de tomates secos
–    1 cebolla mediana
–    1 cucharada de morrón rojo picado
–    21zanahorias mediana
–    1 tacita de salsa de soja
–    1 tacita de vino tinto
–      aceite de oliva extra virgen, c/n
–      sal, pimienta negra, ají molido, ajo en polvo (opcional, para la soja texurizada)
–      queso parmesano recién rallado c/n

Aquellos que me siguen observarán que en esta oportunidad adicioné agua a la pasta cosa que nunca hago. Encuentro que empleando harina integral un poquito de agua la hace más liviana; desde ya pueden emplear sólo huevos, es cuestión de gustos.

En cuanto a la salsa bolognesa, además de emplear la soja texuturizada en lugar de carne, no es tampoco “tradicional” en cuanto al resto de los ingredientes empleados, los cambios dependen de gustos personales y, además y no menos importante, de los ingredientes disponibles al momento de comenzar a cocinar…

(Para más información acerca de las propiedades de la soja texturizada ver: “Soja Texturizada, Propiedades y Cómo Emplearla“)

Más allá de la incorporación del agua, para la masa seguimos la técnica habitual (ver “Masa para Pasta al Huevo, Técnicas Básicas“); estiramos hasta el penúltimo punto de la máquina, si la estiramos demasiado delgada  podría romperse.

Hidratamos los tomates secos en un poco de agua hirviendo y luego de una 1/2 hora escurrimos, troceamos reservamos.

Hidratamos la soja texturizada en 2 veces su cantidad de agua, la salsa de soja, una pizca de sal, pimienta y ajo en polvo (pueden saborizarla a gusto, estos condimentos son sólo indicativos);  reservamos.

 Pelamos y cubeteamos los tomates. Picamos la cebolla, el morrón y la zanahoria y las salteamos en una sartén grande con un poco de aceite y una pizca de sal; una vez comienza a dorarse la cebolla incorporamos la soja texturizada, mezclamos bien y luego de unos 5′ incorporamos los tomates frescos y secos y continuamos la cocción por 15′ a fuego muy suave y mezclando cada tanto. Hacia el final de la cocción condimentamos a gusto y adicionamos un poco del aceite de oliva.

Hervimos la pasta en abundante agua con sal por unos 2′, escurrimos y volcamos en la sartén conservando un poco del agua de la cocción y mezclando bien. Emplatamos de inmediato esparciendo por encima queso parmesano recién rallado, un chorro de aceite de oliva, pimienta negra y, si tienen, algunas hojitas verdes (orégano, perejil, ciboulette) para decorar.

Un plato muy sano, muy nutritivo y, como si esto fuera poco, de-li-cio-so!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí