Clases de cocina personalizada

MUFFINS CON MASA MADRE GRILLADOS

Esta receta la tomé de un lindo blog de cocina que me pasaron: Mis Recetas Favoritas y, como casi siempre sucede, les hice algunos ajuste personales, aunque no podría decir si mi versión es mejor que la de Hilmar, la autora del referido blog, es cuestión de que vean y elijan la que prefieran. Los muffins salieron muy ricos, con el saborcillo ácido y densidad especiales que les da la masa madre; al ser grillados se hacen bastante rápido.

Para unos 20 muffins de 7 a 8 cms de diámetro:

– 250 g de harina 000 (de fuerza)
– 150 g de masa madre (al 50% de humedad)
– 150 g de harina de trigo integral
– 300 cc de leche
–     1 cucharada de miel
–     1 cucharadita de sal
–     1 cucharada al ras de bicarbonato de sodio

Hago mención de la masa madre al 50% porque de su porcentaje de humedad (varía entre el 50% y el 100%) depende la cantidad de líquido que habremos de adicionar: más húmeda, menos líquido; por lo demás, puede emplearse cualquier tipo de mada madre realizando los ajustes pertinentes.

Hacemos un pre-fermento con la masa madre retirada de la heladera, la leche y las harinas, reservando100 g de la harina de trigo para el amasado final; en un bol mezclamos bien todos los ingredientes, quedará una masa muy húmeda.

Podemos aquí o bien llevar la mezcla a la heladera hasta el día siguiente, por ejemplo, o dejarla a temperatura ambiente unas 4 horas hasta que por el levado haya aumentado ostensiblemente su volúmen (fue lo que yo hice en esta oportunidad). Incorporamos luego el resto de la harina junto con la miel , el bicarbonato de sodio y la sal y amasamos sobre superficie enharinada hasta que la masa quede suave y liviana, cuidando de no adicionar harina en exceso. Cubrimos y dejamos reposar por unos minutos.

Floreamos la mesa de trabajo con semolina y con un palote estiramos la masa hasta lograr una altura de aprox 1 cm; con un molde de 6 a 8cms de diámetro cortamos los muffins y los vamos colocando en una superficie con semolina; esparcimos semolina por encima y cubrimos. Dejamos levar por espacio de 1 hora.

Calentamos una plancha o sartén pesada y los cocemos a fuego moderado 3 ó 4 minutos de cada lado, hasta que hayan tomado buen color; aumentarán bastante su volúmen. Dejamos orear sobre rejilla.

Son deliciosos calentitos con un poquito de manteca, o con muzzarella y aceitunas, o con mermelada de frambuesas, o con….

Es conveniente comerlos siempre calentitos; al día siguiente tostados son también buenísimos.

6 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí