Clases de cocina personalizada

PIZZA A LA PARRILLA…ELÉCTRICA!!!

Con el calorcito de Buenos Aires dan muchas más ganas de comer unas pizzas que de hornearlas…Tengo un precioso balcón terraza y una pequeña parrilla eléctrica que alguna vez recibí de regalo; decidí probar entonces “pizzas-a-la-parrilla-eléctrica” . Mi amigo Carlos J. y yo quedamos “bastante” satisfechos: nos comimos 7 pizzas de las 8 que había para preparar, la restante, con aceite de oliva y sal gruesa, quedó solita como pan de pizza para el día siguiente. Y de paso-les-paso un comentario que alguna vez me hizo el Maestro Pablo Marcone y me costó un tiempo terminar de entender (y lograr): la masa de la pizza debe estar bien relajada, debe poderse estirar con facilidad. Para 8 a 10 pizzas medianas (el tamaño estará limitado a las dimensiones de la parrilla que empleemos):

–     1 kg de harina 0000
– 600 cc de agua
–   50 cc de aceite
–     5 g de levadura fresca (es suficiente, créanme)
–   25 g de sal
–  1/2 cucharadita de pimienta blanca

Si vamos a hacer las pizzas por la noche mi recomendación es hacer la masa por la mañana o incluso el día anterior:

En un bol mezclamos todos los ingredientes (la sal al final para que no “mate” a la levadura), integramos y volcamos sobre superficie de trabajo apenas enharinada; amasamos por unos minutos, bollamos, colocamos en un bol relativamente grande y llevamos de inmediato a la heladera.

Unas 2 hs antes de cocinar las pizzas sacamos el bollo de la heladera (verán cuánto que levó), le dejamos que tome temperatura, desgasificamos, dividimos en la cantidad de pizzas deseadas, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por lo menos 30′. Si vemos que los bollos levaron demasido volvemos a bollarlos, la idea es que al momento de hacer las pizzas la masa esté, justamente, “bien relajada”.

Si no llevamos la masa a la heladera el tiempo de levado será por supuesto menor, de 3 a 4 hs, dependiendo siempre de la cantidad de levadura empleada y la temperatura ambiente. Yo prefiero emplear siempre la menor cantidad posible de levadura y el mayor tiempo de levado.

En cuanto a las coberturas de las pizzas mi sugerencia es la siguiente, especialmente si serán varias:

– hacemos una salsa con tomate fresco procesado (en lo posible perita y maduro), ajo picado, orégano, ají molido, sal y pimienta, con la que “pintaremos” las pizzas.

– ponemos junto a la parrilla una mesa con variedad de ingredientes : muzzarella y otros quesos, tomates, albahaca fresca, orégano fresco, aceitunas, anchoas, jamón crudo, rúcula, cebolla, etc. etc. para que cada uno de los comensales vaya ideando o sugiriendo distantas combinaciones. Es divertido y participativo.

Para asar las pizzas
– Ponemos la parrilla a temperatura máxima
– Estiramos bien delgadas las pizzas con la mano y/o palote
– Asamos de un lado y cuando va tomando color damos vuelta y cubrimos con los ingredientes deseados
– En  5′ a 10′, dependiendo de la parrilla están listas, crocantes y deliciosas!
– Podemos también, antes que lleguen las visitas, tener unas cuantas horneadas de un sólo lado

Una muy divertida manera de preparar pizzas en verano; salen riquísimas, incluso con parrilla eléctrica!!!!

2 respuestas

  1. Excelentes las pizzas – Nos comimos un montón, en especial la de muzzarela, tomate y albahaca fresca. Imprescindible acompañarlas con buenas birras frías y charlas cálidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí