Clases de cocina personalizada

PAN CASERO CON GRASA Y SALVADO, EXTRAÑA COMBINACIÓN

Me pareció una combinación extraña pero porqué probar me dije, no sin algunas dudas… Salió un pan sorprendentemente sabroso! Lo “degusté” con aceitunas negras y con muzarella  y hojas de albahaca, en ambos casos estaba riquísimo;  lo imaginé también con un buen salame casero, mmmmm. Por su sabor y sencillez de preparación resulta muy recomendable. Para 2 panes medianos:

– 400 g de harina 000
– 100 g de harina de salvado
– 325 a 350 cc de agua
–   20 g de levadura fresca
–   50 g de grasa vacuna
–   15 g de sal (dos cucharaditas colmadas)

Ponemos a derretir la a grasa en una cacerolita o en microondas y dejamos entibiar. En un bol mezclamos el agua con la levadura y la mitad de la harina blanca y dejamos espumar. Una vez espumó, incorporamos el resto de los ingredientes, integramos, volcamos sobre superficie enharinada y amasamos hasta obtener una masa sedosa y liviana (esto significa adicionar, como siempre, la menor cantidad posible de harina). Dejamos levar en bol cubierto y aceitado hasta que duplique el volúmen, aprox 1 hora.

Encendemos el horno. Volcamos nuevamente la masa sobre la superficie de trabajo apenas enharinada, desgasificamos, dividimos en 2, bollamos, cubrimos, y dejamos descansar 15′ para que la masa se relaje. Damos a los panes la forma deseada y colocamos en una asadera enharinada o engrasada, espolvoreamos por encima con salvado prosionándo un poco con los dedos, efectuamos los cortes deseado, cubrimos y dejamos reposar por otros 30′ en un lugar cálido y sin corriente de aire (sobre la cocina por ejemplo).

Horneamos en horno caliente y prehumidificado, a 3/4 temperatura por unos 25′, hasta que el pan haya tomado buen color y su base suene hueca.

Un muy rico pan en el cual el salvado y la grasa vacuna hacen una interesante combinación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí