Clases de cocina personalizada

FIGAZAS CON SALVADO, BUENAS AÚN PARA HAMBURGUESAS…

Estas figazas con salvado son fáciles de preparar, salen muy ricas y, si efectivamente se emplearan para preparar hamburguesas, que sestas sean caseritas, en honor al salvado… Para 12 unidades:

– 400 g de harina 000 + adicional para espolvorear
– 100 g de salvado de trigo
– 325 a 350 g de agua
–   20 g de levadura fresca
–     4 cucharadas de aceite
–     1 cucharada de miel
–     2 cucharaditas de sal colmadas (12 g)

En un bol mezclamos el agua con la levadura, la miel y la mitad de la harina; una vez comenzó a espumar, unos 30′, incorporamos el resto de los ingredientes, integramos bien, volcamos sobre superficie de trabajo enharinada y amasamos por unos 10′ hasta que la masa se haya vuelto suave y sedosa, no pegajosa pero liviana. Dejamos levar en bol cubierto hasta que duplique el volúmen, entre 45’y 60′. Encendemos el horno.

Volcamos nuevamente el bollo sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, estiramos la masa haciendo un rollo, dividimos en 12 porciones de 75 g c/u aprox, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por 15′.

Estiramos cada bollo con la mano o palote dándoles forma redondeada  según el tamaño deseado y los vamos colocando en una asadera previamente engrasada con manteca, aceite o rocío vegetal.

Llevamos a horno caliente y temperatura alta por 10 a 15′, según el horno y lo tostadas que las deseemos. Una vez frías pueden guardarse en bolsa de nylon en heladera por unos cuantos días.

Son ricas, fáciles de hacer y con bastante mejores cualidades nutricionales que las habituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí