Clases de cocina personalizada

TARTA DE REPOLLO COLORADO, RICOTA, SEMILLAS DE MOSTAZA Y SÉSAMO

Se estaban horneando unos panes y se acercaba la hora del almuerzo, había que sacar provecho del horno calentito… (la profesión de economista siempre está!). Y como tenía repollo colorado decidí experimentar combinarlo en una tarta con alguno de los otros ingredientes disponibles y razonablemente compatibles; el resultado fue muy bueno, un lindo ejemplo yo creo de las posibilidades que tenemos de combinar, en la cocina y en la vida, aquellos recursos con que contamos de un modo lindo y gustoso…Para una tartera de 25 cms de diámetro:

MASA
– 150 g de harina
–   50 g de manteca o margarina
–   50 ó 60 cc de agua (1 tacita de café aprox)
–   1/2 cucharadita de sal + 1 pizca pimienta blanca

RELLENO
–     1 repollo colorado mediano, aprox 600 g
–     1 cucharadita colmada de semillas de mostaza
–     2 cucharadas de aceite
–     3 cucharadas de vinagre de manzana
–     1 cucharada de limón (opcional)
–     1 cucharada de azúcar negra (o blanca…)
– 250 g de ricota o queso crema
–     2 huevos grandes
–     1 cucharadita de comino (opcional)
–        sal, pimienta negra y nuez moscada a gusto
–    2 cucharadas de semillas de sésamo

En un bol desmenuzamos la manteca o margarina en la harina, agregamos el agua, la sal y la pimienta y amasamos hasta integrar. Envolvemos en nylon o papel film y llevamos a heladera por lo menos por 30′. (Podemos también emplear la procesadora). Encendemos el horno.

Lavamos el repollo, cortamos por la mitad, con un cuchillo quitamos la nervadura central y cortamos el resto en juliana delgada.

 En una sartén con el aceite salteamos las semillas de mostaza por 2′, incorporamos el repollo cortado y cocinamos a fuego suave y mezclando por unos 15′ hasta que se hayan tiernizado; a mitad de cocción agregamos el vinagre y el azúcar. Retiramos y dejamos enfriar.

Batimos los huevos y mezclamos con la ricota y el repollo; condimentamos.

Retiramos la masa de la heladera y con un palote la estiramos bien delgada sobre una superficie enharinada. Forramos la tartera previamente engrasada, volcamos por encima el relleno, decoramos a gusto y llevamos a horno moderado por unos 25′, hasta que la masa haya tomado buen color.

Es una tarta rica, fresca, diferente; lo comensales quedamos encantados….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí