Clases de cocina personalizada

APPLE CRAMBLE, SENCILLA Y MUY ESPECIAL

Por suerte para mi salud (y silueta, je) prefiero las masas saladas a las dulces; sin embargo de vez en cuando disfruto preparando  y comiendo ciertas cosas dulces cual es este el caso: una tarta sencilla de hacer, con una combinación de sabor y textura muy especial y deliciosa, digna de ser disfurtada cada tanto.  Para una tartera de unos 25cms de diámetro:

– 250 g de harina 0000

–     2 ó 3 manzanas verdes (500 a 750gs)
– 200 g de manteca o margarina (la que prefieran)
– 100 g de azúcar
–     1 huevo
–        ralladura y jugo de 1/2 limón
–     1 cucharada adicional de azúcar para esparcir por encima, opcional
–  50 g de nueces partidas, opcional.
Mezclamos la harina con el azúcar, le adicionamos la manteca fría y con un tenedor vamos presionando hasta lograr un granulado fino; sin amasar llevamos a la heladera por una media hora. Encendemos el horno.
Cortamos las manzanas en rodajas delgaditas, 2 ó 3 según tamaño y grosor que deseemos darle a la tarta. Retiramos la mezcla de la heladera y a una mitad le agregamos el huevo, la  mezclamos con un tenedor y volcamos sobre la tartera previamente enmantecada; distribuímos por encima las rodajas de manzana junto con la ralladura y el jugo de limón, cubrimos con el resto de la mezcla y esparcimos por encima el azúcar reservado.

Hornemos en horno moderado por unos 30′.

Es deliciosa tanto sola como acompañada con un poco de crema o un coulis de frutas ácidas; seguro la van a disfrutar!

2 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí