Clases de cocina personalizada

PAN INTEGRAL CON MASA MADRE: SÓLO HARINAS, AGUA Y SAL…Y RIQUISIMO!

Esta es la magia de los panes con masa madre (que es derivada de la sola fermentación de la harina y el agua), el sabor y la textura la adquieren justamente de ésta y del largo proceso de levado; tienen además algunas interesantes propiedades alimenticias (propiedades similares al Actimel pero más natural por ejemplo) y no tienen nada de aceite ni de azúcar, algo bastante infrecuente entre los panes integrales que se comercian en plaza. Son ricos tanto con manteca-y-nada-más como untados con queso crema, salmón ahumado y pepinitos, etc, etc…

La receta está tomada exactamente del libro “Crujientes” de Richard Bertinet:

– 200 g de masa madre
– 100 g de harina 000
– 300 g de harina integral
– 340 g de agua
–    10 g de sal

Desmenuzamos primero la masa madre con la harina, agregamos el agua y comenzamos a amasar; luego de unos minutos adicionamos la sal y continuamos amasando por unos 10′ más, hasta que la masa vaya cambiando su consistencia (sigue un poco pegajosa); la dejamos descansar unos minutos, la estiramos, doblamos, bollamos y dejamos levar por una hora en bol cubierto; repetimos y llevamos luego a la heladera en cesto de mimbre con repasador enharinado y cubierto hasta el día siguiente.

Al día siguiente retiramos de la heladera unas horas antes de hornear. Precalentamos el horno, lo humidificamos y hornemos la masa o bien sobre la piedra o bien en asadera enharinada  en horno fuerte por 30′.

Es un poco trabajoso pero para quienes les guste esto de hacer panes, una relativamente económica fuente de preciosas satisfacciones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí