Clases de cocina personalizada

PAN CON MASA MADRE MUY HIDRATADO, LLEGANDO A LO QUE BUSCO

Hacer este tipo de panes es un permanente proceso de prueba y error hasta que encontramos algo que nos gusta en serio, y para mí este es el caso. Los panes salieron muy buenos, el color, la corteza, la miga, el sabor… cerquita de lo que busco. Los cortes todavía no son ideales y falta algún que otro detalle, pero están buenos!.

Para estos dos panes de aprox 1/2 kg c/u:
1. 500 g de harina 000
2.  80 g de harina integral  + 20 g harina de malta
3. 250 g de masa madre
5. 400 g de agua
5   15 g de sal
Desmenuzar la masa madre en la harina, agregar el agua, mezclar y dejar descansar por unos 30′ (autólisis); agregar la sal  y amasar bin sobre superficie sin enharinar estirando y recogiendo la masa para ir incorporándole aire, por lo menos por 15′. Recién hacia el final emplear algo de harina si hace falta. Dejar descansar.

Untar la superficie de trabajo y las manos con agua o aceite, volcar la masa, estirarla y doblarla en las 4 direcciónes, bollarla y dejarla descansar por una hora en bol aceitado y cubierto. Repetir la operación. Dividir luego el bollo en dos, estirar, doblar y bollar y colocarlos boca abajo en cestos de mimbre o similar con repasador enharinado; cubrir y llevar a la heladera hasta el día siguiente.
Un par de horas antes de hornear sacar los bollos de la heladera; volcarlos luego sobre la pala con semolina, efectuar los cortes con artefacto bien filoso y con la ayuda de una pala enharinada colocarlos sobre la piedra en horno bien caliente y prehumidificado. Hornear por aprox 25′, hasta que el pan tome bastante color. Dejar entibiar sobre rejilla
Cuando salen bien son una gran satisfacción. También compartirlos.

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta? Dejame tu mensaje aquí