lunes, 10 de febrero de 2020

BOCADOS DE POLLO CON CASTAÑAS DE CAJÚ Y SALSA DE OTRAS

Una plato un tanto exótica por estos lados del planeta, pero a la vez muy atractivo y sencillo de preparar. Sobre un receta de Epicurious, para 4 porciones:


- 2 supremas deshuesadas (400/500g total)
- 1/3 taza de castañas de cajú crudas
- ¼ kg de chauchas frescas, quitados los hilos y cortadas al medio, diagonalmente
- ½ cebolla colorada, cortada en gajos de 1,5 cm
- 3 dientes de ajo en rodajas delgadas
- 1 trozo de 2,5 cms de jengibre, pelado y en rodajas delgadas
- 2 cucharadas de salsa de ostras
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cucharada de azúcar morena
- 1 cucharada de vinagre de arroz o, eventualmente, de alcohol
- 1 cucharada de salsa de soja
- 1 cucharada de fécula de maíz
-    Sal
-    Arroz blanco para acompañar

En un bol combinamos la salsa de ostras, de soja, el vinagre, el azúcar moreno y 1 cucharada de agua.

En una sartén grande a fuego medio calentamos 2 cucharadas de aceite de oliva, agregamos las castañas de cajú y las tostamos, revolviendo y echándoles aceite por encima, hasta que se hayan dorado, unos 3 minutos. Escurrimos y retiramos, dejando el aceite.

Mientras, cortamos los pollos en trozos de unos 3 a 5 cms, tal que resulten del tamaño de un bocado, los salamos y pasamos la fécula de maíz.

En la misma sartén cocinamos los trozos de pollo a fuego medio-alto y sin tocarlos hasta que se hayan dorado, unos 3 minutos, damos vuelta y cocinamos solo hasta que el otro lado se vuelva opaco, más o menos 1 minuto. Retiramos.

Siempre en la misma sartén cocinamos las chauchas y la cebolla, mezclando, hasta que comiencen a dorarse, unos 4 minutos. Agregamos la otra cucharada de aceite junto con el ajo y el jengibre. Continuamos la cocción por otro minuto, siempre mezclando, hasta que se hayan tiernizado.

Agregamos la salsa, reincorporamos los trozos de pollo y cocinamos, revolviendo, hasta que estos hayan terminado de cocerse, unos 2 minutos.

Transferimos el pollo y los vegetales a una bandeja de servicio, los regamos con la salsa y por encima las castañas.

Servimos acompañando con arroz blanco.


miércoles, 5 de febrero de 2020

GALLETAS INTEGRALES DE MASA MADRE, PARA CUANDO SOBRA MASA MADRE

Aquellos que trabajamos con masa madre "sufrimos" con frecuencia la necesidad de tirar una parte de la misma cada vez que la "refrescamos". Es que aún cuando son ingredientes muy económicos, solo harina y agua, constituyen una maravillosa comunidad de microorganismos llenos de vida, que da pena desecharlos así como así. He aquí una solución que estuve explorando con muy buenos resultados: galletas de masa madre. La receta tomenla como inspiración, deberán ajustarla a las características específicas de la masa madre que emplean, el tipo de harina, la temperatura, ambiente, etc:

- 250 g de masa madre al 100% de hidratación
- 125 g de harina integral
-   40 g de manteca pomada
-     8 a 10 g de sal
-     1 cucharadita de hierbas aromáticas (opcional)

En un bol mezclamos todos los ingredientes hasta integrar, amasamos por 1 o 2 minutos, formamos un bollo y llevamos a frío al menos por 1 hora. En esta experiencia en particular la masa estuvo 12 horas en la heladera, lo cual probablemente le añadió sabor).

Encendemos el horno a 180*.

Retiramos de la heladera, dividimos en dos bollos y estiramos sobre una superficie enharinada hasta un grosor de unos 2 mms. Con un cortapasta damos forma a las galletas, las colocamos sobre una asadera ligeramente engrasada y horneamos por unos 25 minutos hasta que se vean bien cocidas. A mitad de la cocción damos vuelta.

lunes, 3 de febrero de 2020

TOMATES CHERRY ASADOS A LA CAPRESE

Una riquísima entrada mediterránea, tradicional de la zona de Capri, para 4 personas:


-  1 kg de tomates cherry maduros 
- 4 ramitas de tomillo fresco
- 4 dientes de ajo aplastados
- ¼ taza de aceite de oliva
- ¼ kg de burrata o bocconcini
- 4 rodajas de pan de campo, pincelado con aceite de oliva y tostado en el horno
-     Sal entrefina

Precalentamos el horno a 180*.

En un bol mezclamos los tomates, el tomillo, el ajo y el aceite, salamos y distribuimos sobre una asadera.

Horneamos hasta que los tomates hayan explotado y se hayan dorado ligeramente, unos 45 minutos. Dejamos entibiar.

Disponemos los trozos del queso elegido sobre una bandeja de servicio, distribuimos por encima los tomates con su jugo y espolvoreamos con un poco más de sal.

Servimos acompañando con las rodajas de pan tostado con aceite de oliva (podemos opcionalmente frotarlos también con ajo). 

Los acompañamos con un rosado fresco de malbec bien frío...