jueves, 21 de marzo de 2019

GRATIN DE BROCOLI, QUINOA Y PARMESANO


Un riquísimo y saludable gratín de brócoli, quinua y queso, que disfrutamos anoche con una estimadisima colega;  sobre una receta de "KOOKIE + Kate", para 4 porciones abundantes:


 - ½ kg de flores de brócoli
- 150 g de quinoa, bien enjuagada 
-  175 g de parmesano rallado (225 g de chedar en la receta original)
-    ½ litro de caldo de vegetales
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- ¾ cucharadita de sal + pimienta negra + ají molido
- 1 taza de leche
- 1 cucharada de manteca
- 1 diente de ajo finamente picado
- 1 rodaja de pan preferentemente integral


Precalentamos el horno a 200* y cubrimos una asadera grande con papel manteca o lámina de silicona.

Calentamos el caldo y una vez hirvió reducimos el fuego al mínimo y cocinamos la quinua hasta que el líquido se haya absorbido, de 18 a 20 minutos. Retiramos del fuego, cubrimos y reservamos.

Mientras, cortamos las flores del tamaño de bocados, las embadurnamos con el aceite de oliva, salpimentamos y distribuimos sobre la asadera en una sola capa.

Horneamos hasta que el brócoli esté tierno y ligeramente caramelizado en los bordes, unos 20’.

Cortamos el pan en rodajas y lo procesamos hasta desmenuzar.

En una sartén pequeña derretimos la manteca, agregamos el ajo y cuando comienza a despedir su aroma característico incorporamos las migas de pan y cocinamos por 2 a 3’, hasta que comiencen a tostarse. Retiramos de la sartén y dejamos enfriar.

Reducimos la temperatura del horno a 175*.

Condimentamos la quinoa con una pizca de sal (o nada, según el caldo), pimienta y ají molido. Reservamos 1/3 del queso rallado y mezclamos el resto con la quinua y la leche.

Vertemos la mezcla en una asadera cuadrada de 22 cms de diámetro distribuyendo por encima las flores de brócoli, el resto del queso reservado y por último las migas de pan.

Horneamos por 20’ a 25' hasta dorar. Esperamos unos minutos para servir para servir.

domingo, 17 de marzo de 2019

PECHUGAS DE POLLO A LA SARTÉN, CON VINO BLANCO, CHAMPIÑONES Y TOMATES CHERRY


Una sabrosa y rápida de preparar receta de pollo estilo italiano, tomada de "The Mediterranean Dish". Para 4 porciones:

-     4 pechugas deshuesadas y sin piel, con un espesor de aprox 1cm
- 200 g  de champiñones frescos fileteados
- 400 g de tomates cherry cortados al medio
-  1/2 taza + 2 cucharadas de harina
-  1/2 taza de vino blanco seco
-  3/4 taza de caldo de pollo
-     1 cucharada de jugo de limón
-     3 dientes grandes de ajo, picados
-     3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
-     1 puñado de hojas de espinacas baby, opcional
-     1 cucharada de orégano seco
-     1 cucharadita de pimienta negra
-     1 cucharadita de sal

Secamos las supremas y las sazonamos de ambos lados con la mitad del orégano, de la sal y de la pimienta. Las pasamos por harina descartando el excedente y reservamos.

En una sartén pesada calentamos el aceite de oliva y cocinamos las pechugas hasta que comiencen a colorearse, unos 3 minutos de cada lado; las retiramos.

Añadimos a la sartén 1 cucharada más de aceite de oliva y salteamos los hongos por 2 minutos a fuego medio alto.

Incorporamos los tomates, el ajo, 2  cucharadas de harina y el resto del orégano, la sal y pimienta. Cocinamos por otros 3 minutos mezclando cada tanto.

Agregamos el vino y luego de 3 minutos el limón y el caldo de ave. Llevamos el líquido a hervor,  reincorporamos las pechugas, reducimos el fuego a medio bajo, tapamos y cocinamos hasta que se hayan cocinado completamente, unos 8 minutos.

Opcionalmente, antes de servir adicionamos un puñado de hojas de espinacas baby.

Acompañamos con pasta corta tipo orzo o arroz blanco, y unas rodajas de buen pan casero.





domingo, 10 de marzo de 2019

RISOTTO DE CALABAZA Y SALVIA

Recordando una rica y sencilla receta de risotto que preparamos en una Clase de Cocina para Parejas hace algunos años; para 4 porciones abundantes:


-         1 kg de calabaza, pelada y cortada en cubos pequeños
-     1 puñado de hojas de salvia mitad enteras y mitad troceadas
-     1 cebolla colorada picada
- 300 g de arroz carnaroli o arboreo
-     1,5 litros de caldo vegetal hirviendo
-   50 g de manteca
-   50 g de parmesano rallado
-     1 taza de vino blanco
-     3 cucharadas de aceite de oliva

Precalentamos el horno a 200* y horneamos los trozos de calabaza mezclados con las hojas de salvia picadas y 1 cucharada de aceite de oliva hasta que se hayan tiernizado, unos 30’.

Cuando la calabaza se haya cocido la retiramos del horno, hacemos un puré con la mitad y reservamos el resto de los trozos.

En una sartén pequeña con una cucharada de aceite de oliva freímos las hojas de salvia enteras a fuego suave, hasta que se vuelvan crocantes; retiramos y dejamos escurrir sobre papel absorbente

En una sartén mediana y a fuego medio derretimos la manteca y salteamos la cebolla hasta que apenas comience a colorear, de 8’a 10’.

Incorporamos el arroz y, mezclando, cocinamos hasta que sus bordes comiencen a transparentar.

Desglasamos con el vino blanco y, siempre mezclando, esperamos hasta que se haya absorbido o evaporado.

Vamos añadiendo luego el caldo de a cucharones, siempre mezclando y en la medida que el anterior se haya absorbido. Seguimos las indicaciones del envase en cuanto al tiempo de cocción (habitualmente entre 15'y 18'). El arroz debe quedar al dente y el risotto cremoso (podría sobrar algo del caldo, dependiendo del recipiente empleado y la temperatura).

Un minuto antes del punto de cocción incorporamos el puré y luego la manteca y el queso. Revolvemos, tapamos y esperamos unos minutos.

Añadimos los cubos de calabaza y decoramos con las hojas de salvia crujientes (la foto, muy linda, fue "tomada prestada"). 

viernes, 8 de marzo de 2019

ENSALADA DE PALTA, NARANJA Y CEBOLLA COLORADA

Una ensalada exquisita y diferente, con muy interesantes contrastes de sabores y texturas; mientras la saboreaba pensaba que maníes tostados la podrían realzar, será la próxima...La receta, para 2 porciones abundantes:

-   1 palta mediana, en rodajas delgadas
-   1 cebolla colorada, en media juliana delgada
-   1 naranja, en gajos delgados
-   2 cucharadas de cebolla de verdeo picada, parte verde
-   2 cucharadas de aceite de oliva
-   1 cucharada de jugo limón
-   1 cucharada de aceto balsámico
-   2 cucharadas de maníes tostados (opcional)
-      sal a gusto


En una ensaladera mezclamos todos los ingredientes, revisamos sabor y....disfrutamos!

jueves, 7 de marzo de 2019

TARTA DE BERENJENAS CON MASA DE AVENA ARROLLADA Y HARINA INTEGRAL

Una tarta sabrosa, saludable, nutritiva y fácil y rápida de preparar; para una tartera teflonada de 24 cms de diámetro:

MASA
- 100 g de avena arrollada
-   50 g de harina integral
-   50 ml de agua
-   50 ml de aceite
-  1/2 cucharadita de sal

RELLENO
-     1 berenjena grande, unos 400 g
- 100 g de queso crema
-     2 huevos grandes
-     1 diente de ajo finamente picado
-     1 cucharadas de parmesano rallado + láminas para distribuir sobre la tarta
-        cebolla de verdeo picada, parte verde
-        sal y pimienta negra

Asamos la berenjena sobre la hornalla a fuego máximo por todos sus lados hasta que esté tierna y su cáscara ligeramente quemada. Dejamos entibiar, cortamos al medio longitudinalmente y con una cuchara quitamos la pulpa y la troceamos.

Encendemos el horno.

En un bol mezclamos los ingredientes secos de la masa, añadimos el agua y el aceite y amasamos unos minutos hasta integrar.

Volcamos la mezcla sobre la tartera y la distribuimos de forma delgada y pareja con hasta algunos centímetros sobre los bordes. Horneamos a 180* por 10'; retiramos y dejamos entibiar.

Cubrimos con el relleno, decoramos con el verdeo picado y las láminas de parmesano y horneamos por unos 40 minutos  hasta que el queso haya gratinado y la masa se vea cocida.

Retiramos del horno y esperamos unos minutos para desmoldar y servir.

Es una tarta muy básica y sencilla, espero les guste o les resulte al menos inspiradora para una versión mejorada. Sugerencias siempre bienvenidas.

miércoles, 6 de marzo de 2019

RAVIOLES DE BERENJENA ASADA, NUECES, RICOTA Y PARMESANO

Recordando una riquísima receta que hicimos en una Clase de Pastas de hace unos años. La receta (ligeramente retocada...), para 4 personas:

MASA
-200 g de harina 0000 (refinada)
-    2 huevos grandes


RELLENO
-     1 berenjena de 300 g aproximadamente
- 200 g de ricota fresca bien escurrida
-     1 diente grande de ajo picado
-     1 cucharada de aceite de oliva
-     2 cucharadas de nueces picadas
-     2 cucharadas de parmesano rallado
-     1 huevo pequeño
-        sal y pimienta negra recién molida

SALSA
-   4 cucharadas de manteca
- 20 hojas medianas de salvia fresca, troceadas
-   1 cucharada de nueces picadas
-      hojas de albahaca fresca para decorar
-      parmesano rallado
-      sal y pimienta negra recién molida

En un bol echamos la harina, hacemos un hueco en su centro y volcamos dentro los huevos. Con un cornete y luego con la mano integramos y formamos un bollo; lo volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa firme y sedosa. Envolvemos en papel film y dejamos reposar al menos por 30´.

Quemamos toda la superficie de la berenjena sobre una hornalla a fuego medio-alto, rotándola; el interior deberá haberse tiernizado.

 Retiramos, dejamos entibiar, cortamos al medio y con una cuchara quitamos la parte interior y la dejamos escurrir unos minutos sobre un colador.

En una sartén salteamos el ajo con el aceite de oliva por 1', incorporamos la berenjena y continuamos cocinando por otros 2'.

Procesamos, agregamos el huevo y la ricota y procesamos por unos instantes más.Incorporamos la mitad del parmesano y de las nueces, salpimentamos, mezclamos y llevamos a frío.

Aplastamos la masa con la mano y la pasamos por el punto más ancho de la máquina; doblamos en 3 y volvemos a pasar, por la parte abierta. Repetimos 3 veces y luego pasamos una vez por cada punto hasta el n* 6 ó 7, según la máquina.  dividimos en 4 tiras de tamaño similar.

Colocamos una tira sobre el molde elegido raviolero enharinado y con una cucharita vamos colocando el relleno; cubrimos con la otra tira, presionamos suavemente para quitar el aire y pasamos por encima un palo de modo de sellar y cortar.

Volcamos sobre una superficie enharinada y con un cortapastas completamos el cortado. Cubrimos con un repasador y reservamos. Repetimos con las otras tiras recuperando y volviendo a estirar los restos de masa.

En una cacerola ponemos a hervir abundante agua.

En una sartén grande derretimos la manteca a fuego suave, esperamos unos minutos a que comience a oscurecerse, agregamos las hojas de salvia, salpimentamos y luego de 1' mantenemos a fuego corona.

Cuando el agua rompió el hervor la salamos y echamos dentro la pasta; retiramos al dente, unos 2´, escurrimos, volcamos en la sartén, añadimos 1 ó 2 cucharadas del líquido de la cocción y revolvemos.

Servimos en platos precalentados, espolvoreando con las nueces y el parmesano reservados; decoramos con las hojas de albahaca.