miércoles, 31 de enero de 2018

TARTA DE PUERROS, GRUYERE, RICOTA Y ESTRAGÓN

Para una tartera de 25 a 28 cms de diámetro:

MASA
- 200 g de harina 0000 (refinada)
-     1 cucharadita de polvo de hornear
-   65 ml de agua (1 tacita de café)
-   65 ml de aceite
-   ½ cucharadita de sal

RELLENO
- 2 puerros medianos, parte blanca y verde clara, cortados longitudinalmente y luego en rodajas delgadas, enjuagadas y escurridas
- 250 g de ricota fresca
- 150 g de gruyere rallado
-     1 cucharada de estragón fresco picado
-     1 cucharada de manteca
-     4 huevos
-        Sal, pimienta negra recién molida y nuez moscada

En una sartén derretimos la manteca, añadimos los puerros, salpimentamos, tapamos y cocinamos a fuego medio mezclando cada tanto hasta que se
hayan tiernizado, unos 10 minutos. Dejamos entibiar.

En un bol mezclamos la ricota con los huevos, 3/4 del gruyere y el estragón y condimentamos con sal (poca), pimienta y nuez moscada.

Con la ayuda de un palote estiramos la masa, forramos la tartera, cubrimos con la mezcla de puerros y floreamos con el gruyere reservado.

Horneamos a 180* por unos 40´, hasta que la masa se vea cocida y el queso gratinado.

Retiramos, desmoldamos y dejamos orear sobre una rejilla por unos minutos.

Servimos tibia acompañada por una ensalada de vegetales.

martes, 30 de enero de 2018

HELADO DE LIMÓN CASERO, SÚPER FÁCIL Y SÚPER RICO!

Un postre ideal para este tórrido verano porteño: sabroso, refrescante y muy fácil de preparar. La receta, para 8 porciones:



- 400 g de leche condensada, ½ pote
- 200 ml de crema de leche (fría, 1 pote)
- 180 a 200 ml de jugo de limón
-        ralladura de 2 limones

Batimos la crema hasta que comience a formar picos suaves, cuidando no pasarnos.

En un bol mezclamos la leche condensada con el jugo y la ralladura de limón; incorporamos la crema y volvemos a batir por unos instantes.

Colocamos en un bol y freezamos por unas 4 horas o en copas, en cuyo caso el tiempo de congelamiento mínimo requerido será de unas2 horas.
Servimos sólo o espolvoreado con chocolate amargo rallado.

sábado, 27 de enero de 2018

SOUFFLÉ DE GRUYERE, PARMESANO Y UN TOQUE DE CHARDONNAY

Un sencillo y riquísimo soufflé que preparamos en una Clase de Cocina para Parejas, minimalista... La receta, para 6 ramekines:

 -       100 g de gruyere rallado + adicional para espolvorear
-      25 g de parmesano rallado
-        3 huevos grandes, claras y yemas por separado
-      30 g de harina
-      30 g de manteca + adicional para enmantecar los moldes
- 200 ml de leche fría
-   50 ml de vino blanco Chardonay o similar
-        Sal, pimienta negra recién molida y nuez moscada
-        Pan rallado, cantidad necesaria
 Precalentamos el horno a 180*.

En una cacerolita derretimos la manteca, incorporamos la harina y cocinamos hasta que comience a oscurecerse. Retiramos del fuego, añadimos la leche y el vino y retornamos a la hornalla, siempre mezclando. Una vez que rompe a hervir, condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada y cocinamos, revolviendo, hasta lograr una salsa bechamel espesa. Retiramos del fuego.

Batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

Mezclamos la salsa blanca con les quesos y las yemas y revisamos sabor. Incorporamos 1/3 de las claras, mezclando con una cuchara de madera; añadimos luego el resto, realizando con una espátula movimientos suaves y envolventes desde el centro hacia afuera.

Enmantecamos los ramekines, los espolvoreamos con pan rallado, llenamos con la mezcla hasta 3/4 y echamos por encima un poco de gruyere rallado.

Horneamos por 22’a 25´ hasta que se vean bien inflados y dorados, cuidando no abrir el horno antes de los 20’. Retiramos y servimos de inmediato.

viernes, 26 de enero de 2018

CLASES DE COCINA PARA PAREJAS, PRIVADAS Y PERSONALIZADAS

Clases de Cocina para Parejas, privadas intensas y divertidas.

Aprenderás y/o mejorarás tus técnicas culinarias junto con tu pareja, en un espacio precioso, íntimo y profesional.

En unas 4 horas que se pasarán volando, prepararemos Entrada + Principal + Postre.

El menú lo armamos según tus preferencias y maridamos la comida con un vino acorde.

Una experiencia que recordarás por mucho tiempo junto con tu pareja y con todos aquellos a quienes deleitarás con lo aprendido.

Se dice de nosotros en TripAdvisor:  https://www.tripadvisor.com.ar/Attraction_Review-g312741-d6883066-Reviews-El_Arte_de_Amasar_Cooking_Classes-Buenos_Aires_Capital_Federal_District.html




lunes, 22 de enero de 2018

FETUCCINI DE HARINA INTEGRAL ORGÁNICA CON SALSA DE VERDURAS DE ESTACIÓN

Una pasta preparada con 100%  harina integral orgánica, acompañada con una liviana y nutritiva salsa de verduras de estación, muy recomendable, aún para los amantes de las carnes... La receta, para 4 a 6 porciones:

PASTA
- 400 g de harina integral orgánica (absorbe bastante más humedad que la harina común)
-     4 huevos grandes o 5 chicos

SALSA
-   1 cebolla colorada pica
-   1 zanahoria rallada
-   2 dientes de ajo picados
-   1 berenjena mediana, en cubos pequeños
-   1 zucchini, ídem
-   2 tomates perita, ídem
-   1 puñado de hojas de albahaca, troceadas
-  1/2 taza de vino blanco seco
-   2 cucharadas de aceite de oliva
-      sal, pimienta negra recién molida y peperoncino
-      parmesano rallado para espolvorear

En un bol mezclamos la harina con los huevos y luego integramos con la ayuda de un cornete y/o la mano. Volcamos sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasamos por unos minutos hasta obtener una masa sedosa y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar al menos 30 minutos.

Dividimos la masa en 2 ó 3 trozos de tamaño similar; tomamos uno, lo aplastamos con la mano o un palote y pasamos por el primer punto de la máquina. Volcamos los extremos hacia el centro formando un rectángulo, aplastamos un poco y volvemos a pasar por el mismo punto del lado abierto. Repetimos este proceso 3 ó 4 veces.

Pasamos luego una vez por cada punto hasta llegar al 6 ó 7 según la máquina y nuestras preferencias. Repetimos con los otros trozos de masa.

Cortamos en tiras de 25 a 30 cms de largo, las espolvoreamos con harina y pasamos por la fideera por el mismo punto elegido para estirar.

Espolvoreamos la pasta generosamente con harina y dejamos reposar mientras preparamos la salsa, o un poco más de tiempo si fuera posible.

Ponemos a hervir abundante agua y salamos cuando rompió el hervor.

En una sartén grande calentamos el aceite y salteamos a fuego suave la cebolla, los ajos y la zanahoria. Luego de 10 minutos agregamos la berenjena y el zucchini y continuamos la cocción por 10 minutos mezclando cada tanto. Desglasamos con el vino blanco, esperamos unos minutos, condimentamos, incorporamos los tomates y cocinamos por otros 10 minutos, siempre a fuego suave y mezclando cada tanto.

Añadimos la albahaca cuando ponemos a hervir la pasta y revisamos sabor.

Echamos la pasta en el agua hirviendo y retiramos al dente, de 3 a 5 minutos, un poco más que la de harina común.

Escurrimos y mezclamos con la salsa caliente, añadiendo unas cucharadas del líquido de la cocción si fuera necesario.

Servimos en platos hondos precalentados, espolvoreando con parmesano rallado y regando con un poco de aceite de oliva extra virgen.

Que lo disfruten!






miércoles, 17 de enero de 2018

PAN CON MASA MADRE Y SALVADO

Hace unos días publicamos un pan con harina integral con masa madre y ahora presentamos este con masa madre, (bastante) salvado, una humedad del 80% y horneado, sobre la piedra, inmediatamente de retirado de la heladera. Los resultados están "a la vista".... La receta, para 2 panes de unos 900 g c/u:

- 700 g de harina 000 (común o de panadería) + adicional para espolvorear
- 150 g de salvado de trigo
- 300 g de masa madre (al 50% de agua)
- 150 g de salvado de trigo
-  650 ml de agua
-    20 a 25 g de sal (1 cucharada colmada)

Retiramos la masa madre de la heladera y la disolvemos en un bol con el agua y la mitad de la harina.

Pasadas 1 ó 2 horas agregamos la sal y luego el resto de la harina, y el salvado. Integramos, volcamos sobre una superficie ligeramente enharinada y estiramos la masa y la volcamos sobre sí misma durante unos minutos.

Retornamos al bol pincelado con aceite y cubrimos. Repetimos el estirado de la masa cada 1/2 hora

durante 2 a 2 y 1/2 horas.

Dejamos reposar, dividimos en 2, damos la forma del recipiente que emplearemos (empleamos 2 panettone, uno redondo de 20 cms de diámetro y otro alargado de 30 x 5 cms. Enharinamos generosamente los recipientes, volcamos dentro los bollos con los cierres para arriba, envolvemos con una bolsa de nylon y dejamos leudar en la heladera por unas 24 horas (el leudado es muy lento por lo cual no requiere un tiempo preciso).

Precalentamos el horno a 225*; al momento del horneado lo rociamos con abundante agua.

Retiramos los panes de la heladera y, en frío, desmoldamos sobre una paleta espolvoreada con harina, realizamos los cortes deseados con una hoja de afeitar o un cuchillo filoso y los depositamos sobre la piedra del horno.

Horneamos por unos 40 minutos, hasta que los panes se vean cocidos y su base suene hueca.

Retiramos y dejamos hornear sobre rejilla. Una vez fríos pueden conservarse por varios días en la heladera, dentro de una bolsa de nylon. En tostadas son riquísimos!


martes, 16 de enero de 2018

FOCACCIA DE ROMERO Y AJO, CERO AMASADO

En una Clase para Pareja -los participantes eligieron pizzas como tema-, nos concentramos en las técnicas de elaboración de pizzas estilo napolitano de maduración lenta y,  como contraste, preparamos también esta riquísima focaccia, con un 90% de humedad y cero amasado. La receta, para una pizzera de 28 a 30 cms de diámetro:


- 400 g de harina 000 (común)
- 360 cc de agua
- 5 g de levadura seca ó 15 g de levadura fresca
- 1 cucharadita de sal no muy colmada (8 a 10 g)
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 tacita de aceite de oliva + adicional para aceitar la asadera
- 1 puñado de hojas de romero fresco
- 2 dientes grandes de ajo
- granos de sal entrefina, opcional

Unas horas antes procesamos los dientes de ajo con el aceite de oliva y ¼ cucharadita de sal; agregamos las hojas de romero y dejamos macerar.
´
En un bol disolvemos la levadura en el agua, adicionamos el azúcar, la sal y la harina, mezclamos con una cuchara de madera o cornete hasta integrar, cubrimos y dejamos leudar hasta que haya duplicado su volumen, de 45 a 60 minutos.

Encendemos el horno. Aceitamos generosamente la asadera y volcamos sobre ésta la mezcla. Distribuimos por encima un poco del aceite macerado y con las manos también aceitadas la distribuimos de modo parejo por toda la superficie. Cubrimos y dejamos leudar por 30 minutos.

Presionamos con los dedos haciendo “pocitos” en la masa y volcamos en cada uno unas gotas del aceite de macerado "plantando"ramitas de romero de romero. Floreamos discretamente con sal gruesa.

Horneamos a temperatura máxima de un horno convencional (unos 220*) hasta que la focaccia se vea dorada, unos 20. Si nos es fuera posible, horneamos parte del tiempo sobre la piedra.

Retiramos y dejamos orear sobre rejilla.

Podemos servir caliente o tibia y es excelente como pan para sandwiches salados. Imaginen los ingredientes, mmm...

domingo, 14 de enero de 2018

SORRENTINOS DE JAMÓN, RICOTA, MUZZARELLA Y PARMESANO, CON SUAVE SALSA DE TOMATES FRESCOS Y ALBAHACA

A pedido de los participantes, estos sorrentinos de jamón y quesos los cuales, contra lo que tal vez esperaríamos, resultaron muy delicados en sabor; lo acompañamos con
 una salsa suave y veraniega de tomates frescos y albahaca. La receta, para 4 porciones:


PASTA
- 200 g de harina 0000
-     2 huevos
-        Semolina para espolvorear

RELLENO
- 200 g de ricota fresca
-   75 g de jamón cocido picado
-   75 g de muzzarella rayada
-   50 g de parmesano rallado
-           Pimienta negra recién molida

SALSA
- 1 kg de tomates perita maduros
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 2 dientes de ajo enteros pelados
- 1 puñado de hojas de albahaca fresca picada + algunas hojas para decorar 
- 2 cucharadas de crema de leche, opcional
-     Sal y pimienta negra recién molida
-     Parmesano rallado para espolvorear

Echamos la harina en un bol, hacemos un hueco en el medio, vertemos dentro los huevos y con la con ayuda de un cornete o tenedor mezclamos hasta integrar. Volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos por unos minutos; debe quedar una masa sedosa y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar.

Mezclamos los ingredientes del relleno, revisamos sabor, cubrimos y reservamos en la heladera.

Estiramos la masa hasta el punto 6 ó 7, según la máquina, y dividimos en tiras de tamaño algo mayor que el molde raviolero.

Colocamos una tira previamente enharinada en su base sobre el molde y con una cucharita vamos poniendo el relleno; cubrimos con la otra tira, presionamos suavemente para quitar el aire y hacemos rodar un palo por encima de modo de marcar y sellar. Volcamos sobre la superficie de trabajo; reservamos sobre superficie enharinada y cubiertos con un repasador. Repetimos con las otras tiras, recuperando los sobrantes de masa.

Ponemos a calentar abundante agua y cuando rompe a hervir salamos.

Mientras, cortamos los tomates al medio y los rallamos descartando la piel y semillas.

En una sartén calentamos el aceite y/o la manteca, doramos los ajos y los retiramos. Agregamos los tomates y cocinamos a fuego suave por unos 15 minutos, revolviendo. Cuando ponemos la pasta a hervir incorporamos la albahaca troceada y salpimentamos. Agregamos opcionalmente un poco de crema, le va muy bien

Cocinamos la pasta en el agua hirviendo hasta que esté al dente, no más de 2 minutos. Volcamos dentro de la sartén con la salsa y mezclamos.

Emplatamos en platos precalentados espolvoreando con parmesano rallado y decorando con algunas hojas de albahaca fresca.

miércoles, 10 de enero de 2018

PAN CON MASA MADRE, HARINA INTEGRAL ORGÁNICA, 36 HS DE LEVADO y 85% DE HIDRATACIÓN

Un pan además de saludable muy sabroso, crocante por fuera y tierno por dentro. No es mucho el trabajo que requiere en tanto tengamos la masa madre, pero sí bastante paciencia y un poco de técnica y práctica. La receta, orientativa, para 1 pan grande (hicimos 2 pero haría falta un horno grande):

- 400 g de harina integral + adicional para espolvorear
- 150 g de masa madre (al 50% de agua)
- 340 ml de agua (la cantidad puede variar un poco, según la calidad de la harina empleada)
-   10 a 12 g de sal (1 cucharadita)

Retiramos la masa madre de la heladera y la disolvemos en un bol con el agua y la mitad de la harina.

Pasadas 1 ó 2 horas agregamos la sal y luego el resto de la harina, integramos, volcamos sobre una superficie ligeramente enharinada y estiramos la masa y la volcamos sobre sí misma durante unos minutos.

Retornamos al bol pincelado con aceite y cubrimos. Repetimos el estirado de la masa cada media hora durante 2 a 2 y 1/2 horas.

Dejamos reposar, dividimos en 2, damos la forma del recipiente que emplearemos (empleamos 2 panettone, uno redondo de 20 cms de diámetro y otro alargado de 30 x 5 cms. Enharinamos generosamente el o los recipientes, volcamos dentro los bollos con los cierres para arriba, envolvemos con una bolsa de nylon y dejamos leudar en la heladera por unas 36 horas (el leudado es muy lento por lo cual no requiere un tiempo preciso).

Retiramos los panes 1 hora antes del horneado y precalentamos el horno a 220* (si tenemos una piedra los resultados serán mejores, en cuyo caso nos aseguraremos que haya tomado suficiente temperatura).

Colocamos una hoja de papel para horno sobre la paleta, volcamos sobre esta el pan y con una hoja de afeitar o cuchillo filoso realizamos los cortes deseados.

Rociamos el horno con abundante agua fría y colocamos el pan directamente sobre la piedra o, eventualmente, dentro de una asadera.

Horneamos por unos 40 minutos, hasta que la base suene bien crocante. Retiramos y dejamos orear sobre rejilla.

Un pan tan saludable como sabroso, que podemos además conservar bastante tiempo en la heladera sin que pierda sus cualidades. Bien vale la paciencia!


martes, 9 de enero de 2018

SOUFFLÉ VERANIEGO DE CALABAZA, PUERRO Y PARMESANO

Un sabroso y liviano soufflé que preparamos como entrada en una Clase de Cocina para Parejas. La receta, para 6 a 8 ramekines:

-  1/2 calabaza (emplearemos 400 g una vez cocida y pelada)
-     2 puerros medianos
- 200 ml de leche
-   25 g de manteca + adicional para engrasar los ramekines
-   25 g de harina
-    4 huevos grandes, claras y yemas por separado
-  50 g de parmesano rallado
-    1 cucharada de aceite de oliva
-       sal, pimienta negra y nuez moscada
-       pan rallado para espolvorear los ramekines

Cocinamos la calabaza en bol tapado en microondas por unos 15 minutos, hasta que esté bien tierna. Esperamos que se enfríe, pelamos, quitamos las semillas y hacemos un puré.

Enmantecamos los ramekines, los espolvoreamos con pan rallado y llevamos a frío.

Quitamos la parte verde más dura y la raíz del puerro; hacemos un corte en cruz profundo, lavamos escurrimos y picamos.

Los salteamos luego a fuego medio en una sartén con el aceite de oliva y una pizca de sal hasta que estén tiernos, unos 10 minutos.

Precalentamos el horno a 180*.

En una cacerola pequeña derretimos la manteca a fuego medio, incorporamos la harina y mezclamos para formar el roux. Retiramos del fuego, incorporamos la leche y, siempre mezclando, retornamos al fuego, condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada y continuamos la cocción hasta que la salsa haya adquirido una consistencia bien espesa (siempre revolviendo).

Agregamos a las claras una pizca de sal y batimos a punto de nieve. 

Mezclamos la calabaza con la salsa blanca, los puerros, el parmesano y las yemas y revisamos sabor.
Incorporamos 1/3 de la claras revolviendo hasta homogeneizar. Agregamos luego el resto realizando con una espátula movimientos suaves y envolventes desde el centro hacia afuera.

Llenamos los ramekines hasta ¾ y horneamos hasta que se vean bien inflados y dorados, unos 20 minutos, cuidando no abrir el horno durante los primeros 15.

Servimos de inmediato. Al rato se desinflarán pero continuarán sabrosos, incluso fríos.

viernes, 5 de enero de 2018

RISOTTO VERANIEGO DE LIMÓN, ZUCCHINI Y ALBAHACA

También de una Clase de Cocina para Parejas, este risotto veraniego, muy fresco y sabroso. La receta, para 4 porciones:

-   250 g de arroz carnaroli o arboreo
-      1 zuchini de 250 a 300 g, lavado, sin las puntas y cortado en trozos pequeños
-      1 cebolla chica picada
-      1 diente de ajo picado
-      1,25 litro de caldo de ave, hirviendo
-      ½ taza de vino Sauvignon Blanc
- 100 g de manteca
-   50 g de parmesano rallado + adicional para espolvorear
-     1 cucharada de aceite de oliva
-     1 limón chico, jugo (2 ó 3 cucharadas) y ralladura, por separado
-     1 puñado de hojas de albahaca fresca
-        Sal y pimienta negra recién molida

En una sartén chica, a fuego medio, derretimos 1 cucharada (25g) de manteca con el aceite de oliva y ½ cucharadita de sal y salteamos el zucchini hasta que comience a dorarse, pero aún esté firme. Reservamos.

En una sartén más grande calentamos otra cucharada de manteca y salteamos el ajo y la cebolla hasta tiernizar. Añadimos el arroz, revolvemos y luego de 2 minutos desglasamos con el vino blanco.

Una vez evaporado el alcohol y absorbido el vino, vamos añadiendo el caldo caliente de a cucharones y siempre mezclando. Añadimos otro cucharón recién cuando el anterior se haya absorbido completamente.

A mitad de la cocción, alrededor de 10 minutos, incorporamos el zucchini junto con la ralladura y 1 cucharada del jugo de limón; continuamos luego agregando el caldo.

Cuando el arroz está al dente, pimentamos, incorporamos el resto de la manteca, el parmesano, la albahaca y el resto del limón, mezclamos y revisamos sabor. Tapamos y esperamos unos minutos antes de servir.

Emplatamos espolvoreando con un poco más de parmesano. El arroz debe quedar al dente y la salsa cremosa.

jueves, 4 de enero de 2018

MOUSSE DE ARÁNDANOS, EXQUISITO Y FÁCIL DE PREPARAR

Un postre veraniego que preparamos anoche en una Clase de Cocina para Parejas, muy sabroso, fresco y fácil de preparar. La receta, para 4 porciones:



- 200 ml de crema (1 pote chico)

- 100 g de queso crema tipo Filadelfia

-   80 a 100 g de azúcar, según gusto y el dulzor de los arándanos

- 250 g de arándanos frescos

-     1 cucharada de jugo de limón


Procesamos el queso crema con 2/3 de los frutos rojos, la mitad del azúcar y el jugo de limón.

Batimos la crema hasta espesar, mientras le vamos agregando el resto del azúcar. 

Mezclamos los ingredientes, colocamos en las copas elegidas, decoramos con los arándanos reservados y llevamos a frío al menos por 2 horas. Unos minutos adicionales de freezer también les caen muy bien.


Que lo disfruten!