lunes, 14 de agosto de 2017

ALFAJORES DE MAICENA Y DULCE DE LECHE, EN UNA "ARGENTINE COOKING LESSON"

John y su hija Sabrina, de visita por Buenos Aires, solicitaron una muy folckórica "Argentine Cooking Lesson": Empanadas + Mate + Alfajores! Comparto la receta de los alfajores que preparamos; a Sabrina le gustaron tanto que mientras comía, uno tras otro, no dejaba de enviar fotos y mensajes a sus amigos de Estados Unidos... Para unos 12 alfajores:

- 175 g de fécula de maíz
-   75 g manteca pomada, en cubos
-   75 g azúcar impalpable
-   75 g harina refinada (0000)
-     1 huevo + 2 yemas
-     ½ cucharadita polvo de hornear
-     ½ cucharadita sal
-     1 cucharadita de esencia de vainilla
-     1 cucharada de coñac

RELLENO Y COBERTURA
-     Dulce de leche repostero, cantidad necesaria
-     Coco rallado cantidad necesaria

En un bol tamizamos la fécula con la harina, el polvo de hornear y la sal.

Batimos a blanco la manteca con el azúcar, incorporamos los huevos de a uno y luego la esencia de vainilla y el coñac, mientras continuamos batiendo por unos instantes más.


Incorporamos al bol con las harinas, mezclando hasta integrar completamente; no hay necesidad de amasar.

Colocamos sobre una tira amplia de papel film, aplastamos y cubrimos dejando buen espacio a ambos lados; el objeto es estirar luego dentro del mismo envoltorio de modo de evitar añadir harina. Llevamos a la heladera al menos por 1 hora.

Retiramos y con un palo de amasar estiramos hasta un grosor de 4 mms (empleamos un palo de amasar regulable, lo recomiendo.

Con un molde cortante de 5 cms formamos las tapas; recuperamos los restos.

Colocamos en una asadera ligeramente enmantecada y horneamos por  unos 8 minutos a 165*; no deben dorarse. Retiramos y dejamos enfriar.

Rellenamos generosamente con dulce de leche y pasamos todo el contorno por abundante coco rallado.

Si no los probamos no es problema. El problema es, si comemos uno, lograr resistirnos a comer otros...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR TU COMENTARIO!