lunes, 6 de febrero de 2017

CHEESECAKE SIN COCINAR, MINIMALISTA

Siempre procuro emplear la menor cantidad de ingredientes posibles y los procedimientos más sencillos, sin perder por supuesto la calidad del producto. Y este es uno caso en el que el resultado me deja completamente satisfecho, resulta un postre exquisito, con muy pocos ingredientes y muy sencillo de preparar, bien vale el intento! La receta, para una tortera desmontable de 21 cms de diámetro y al menos 12 porciones:


- 150 g de galletitas tipo Lincon
- 150 g de manteca derretida
- 700 g de queso crema a temperatura ambiente
-     1 pote de leche condensada
-     1 limón, su jugo y ralladura
-     1 cucharada de esencia de vainilla (opcional)

Procesamos las galletas hasta lograr un arenado fino. Mezclamos con la manteca hasta integrar.

Enmantecamos la base de la tortera desmontable, forramos con papel aluminio y volvemos a enmantecar, así como los laterales 5 cms de altura. Volcamos dentro la mezcla y presionamos de modo parejo en la base y hasta aprox la altura enmantecada en los laterales. Llevamos al freezer al menos por 15´. 

Mientras, en un bol grande mixeamos el queso crema hasta lograr una buena cremosidad e incorporamos de a poco la leche condensada. Añadimos el jugo de limón y el extracto de vainilla y mixeamos por unos instantes más.

Retiramos la tartera del freezer y volcamos el relleno dentro, alisando con una espátula. Cubrimos con papel film y llevamos a la heladera a frío medio-alto hasta que esté firme, al menos 2 hs y, preferentemente, hasta el día siguiente.
Desmoldamos, floreamos con ralladura de limón y compartimos estasencilla exquisitez con nuestros querid@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!